Marketing

4 conclusiones de la jornada "Diferenciación Objetiva" de CNTA

4 tendencias con las que las industria alimentaria debería "hincarle el diente" al futuro

La industria agroalimentaria es una de las más desconocidas y, paradójicamente, la que más preocupa a unos consumidores cada vez más concienciados sobre los hábitos saludables.

La demanda de un etiquetados más preciso, entendible y claro ha ido en crecimiento en los últimos años, así como el deseo de conocer el origen y procesamiento de los alimentos que llenan las neveras y despensas de la población.

Han nacido unas nuevas necesidades en el mercado de la alimentación y las marcas que quieran seguir ocupando un lugar en la lista de la compra de sus consumidores, deberán atenderlas y satisfacerlas de la mano de las nuevas tecnologías y de la innovación.

Para encontrar el camino hacia la adaptación a esta nueva realidad, más de un centenar de representantes de la industria alimentaria de España se dieron cita la semana pasada en las instalaciones de CNTA (Centro Nacional de Tecnología y Seguridad Alimentaria) en una jornada que llevaba por título: Diferenciación objetiva.

En esta jornada se profundizó en las tendencias estratégicas más importantes a nivel mundial y que consiguen tener un impacto positivo en la diferenciación de la industria agroalimentaria.

Así, estos 4 ámbitos se convierten en la oportunidad, para las compañías alimentarias, de liderar una industria enormemente exigente.

1. Marca sensorial

La creación de una marca sensorial es una estrategia de diferenciación destinada a dejar una huella única en el consumidor, en el momento de consumo de un producto.

“El análisis sensorial (también conocido como cata), tanto de consumidores como de expertos, es una herramienta indispensable para innovar, optimizar y controlar la calidad sensorial de los productos, para que el consumidor los identifique y los elija”, señala Francisco José Pérez Elortondo de la UPV/EHU.

Ahora, gracias a los avances tecnológicos, es posible dar un paso más y entender por qué al consumidor le gusta más un producto que otro de forma objetiva. En la jornada, CNTA expuso cómo ellos pueden encontrar estas claves utilizando técnicas estadísticas, analíticas, de imagen 3D o de visión hiperespectral. En concreto, son capaces de identificar los parámetros físico químicos del producto, que determinan los atributos sensoriales que gustan al consumidor. Se realiza correlacionando los gustos de los consumidores, expresados en una cata, con los parámetros de composición del producto y se obtiene una especificación de producto, con parámetros nuevos hasta la fecha. Gracias a este método, una empresa podría diferenciarse creando un producto con marca sensorial única, garantizar la calidad de manera estable en el tiempo y así  ofrecer una garantía de marca con experiencia sensorial única, reconocida y elegida por los consumidores.

2. Autenticidad, trazabilidad y transparencia
¿Quién dijo que la tecnología Blockchain está reservada al mundo financiero? Lo cierto es que sus beneficios se extienden mucho más allá de la economía.

Concretamente, en la industria agroalimentaria jugará un papel clave en los próximos años a la hora de garantizar la trazabilidad y, por lo tanto, la seguridad alimentaria de los productos desde su origen hasta la mesa del consumidor, la autenticidad además de reducir el fraude.

Una prometedora palanca de cambio que ya han activado compañías como Nestlé, Walmart, Unilever, Dole Food Company, Droger y Tyson Foods de la mano de IBM.

3. Naturalidad
Aunque mantener la naturalidad y originalidad de un producto es ya casi una obligación para la industria, lo cierto es que supone un verdadero reto para los investigadores.

Así lo reconoce Patxi Salcedo, Director de I+D+i del Grupo IAN, para quien la única manera de cumplir las expectativas de apariencia, sabor y conservación de los alimentos de los consumidores, es a través, por supuesto, de la tecnología.

La naturalidad se presenta, para Inés Echeverría, Directora de I+D+i de CNTA, como todo “un reto que requiere de una aproximación integral y del uso inteligente del amplio abanico de tecnologías tradicionales y emergentes a lo largo de todo el proceso”.

4. Nutrición, personalización y salud
La generación Millennial pisa fuerte en todos los ámbitos y también en la alimentación y es que, esta audiencia, asegura Luis Zamora, Vocal de Sedyn y Director Estratégico de Global Healthcare, que “no vive la salud como una inversión en la prevención de patologías, sino que prefiere la salud como una forma de vida”.

Nunca ha sido tan cierta la frase “somos lo que comemos” pues, los consumidores más jóvenes (e influyentes) “se identifican con lo que comen y se expresan a través de las elecciones que hacen”, añade Zamora.

Por ello, vislumbra un futuro que pasa por la alimentación de cercanía, tendente al mundo vegetal, así como los alimentos tradicionales de otras culturas.

En definitiva, en esta jornada se ha visto cómo la tecnología trabaja también para que los productos puedan cumplir con los requerimientos de sus departamentos de marketing, que en definitiva expresan los gustos del consumidor.

Te recomendamos

A3

ADN

Navidad

Recopilatorio

Enamorando

Compartir