Marketing

5 consejos que ayudarán a triunfar a los marketeros novatos (pero no tontos)

marketerosEl marketing es una carrera de fondo en la que hay que tener hay una enorme capacidad de resistencia y estar dotado además de muchísima paciencia.

Adentrarse (profesionalmente) en el universo marketero es meterse en una selva plagada de "bestias" agazapadas en cada esquina y dispuestas a despellejar a sus víctimas.

Esa selva es aún más peligrosa para quienes son dueños de ese divino (y al mismo tiempo infernal) tesoro llamado juventud. Si es joven (aunque suficiente preparado) y espera hacer carrera como marketero, le recomendamos prestar mucha atención a los consejos que propone a continuación LinkedIn en su blog:

1. La perfección no es la meta
Lo peor que puede hacer un joven que incursiona por primera vez en la profesión marketera es obsesionarse con la perfección. De hecho, si quiere sobrevivir y no morir a la primera de cambio, debería arrojar (cuanto antes) la perfección por la ventana y poner el foco en estas tres cualidades: la pasión, el propósito y la persistencia. ¿El objetivo? Ser valiente y no tener miedo al fracaso por culpa de la alargada sombra que proyecta sobre algunos marketeros jóvenes el perfeccionismo.

2. Ser uno mismo
Para saborear las mieles del éxito en la vida en general y en el marketing en particular no hay que dejar jamás de ser uno mismo. Camuflarse entre la multitud es lo peor que le puede pasar a un marketero joven (y no joven). Se trata de destacar dentro de la masa y eso sólo se consigue siendo uno mismo, presumiendo de cualidades y también de defectos.

3. El equilibrio entre vida laboral y personal es un “must”
Para un marketero, y más uno de nueva hornada, es vital volcar tanta energía en su vida personal como en su vida profesional. No hay que olvidar que la inspiración, tan importante para los marketeros, es muy veleidosa y habita no sólo dentro de las cuatro paredes de una oficina sino también fuera.

4. Aprender a delegar es esencial
Muchos marketeros jóvenes tienen miedo de delegar porque sienten que, si lo hacen, es como si ofrecieran a otra persona los restos de comida que han quedado en su plato. Sin embargo, delegar no es pedir a otras personas que hagan algo que a nosotros personalmente no nos gusta demasiado hacer sino más bien dar a gente con menos experiencia la posibilidad de crecer profesionalmente.

5. Es necesario estar siempre con el networking en modo “on”
Un marketero joven debe estar siempre aprendiendo, siempre creciendo y siempre haciendo networking. Hacer networking es fundamental para conectar con aquellas personas que pueden ayudar a los marketeros a alcanzar ese lugar (profesional) al que desean llegar a toda costa.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

EL OJO

Compartir