Marketing

El storytelling: un desafío para las marcas

5 consejos para conseguir un storytelling único e impedir que las historias mueran

El storytelling cada vez se ha convertido en un mayor desafío para las marcas, que tienen que aprender a no contar la misma historia una, otra y otra vez.

storytellingTodos los marketeros han sido presionados, azuzados y guiados para que cuenten historias. A todos ellos les han señalado la necesidad de tener una historia para su idea. El problema es, como señala J Barbush, vice-president creative director de la agencia RPA, que cuanto todo se convierte en algo, tiene el riesgo de convertirse en nada. Además, muchos creen que hay un número limitado de narrativas a las que las historias pueden adherirse. Algunas investigaciones indican que alrededor del 90% de los anuncios exitosos entran en seis categorías. Con estas limitaciones, ¿cómo es posible trabajar para romper lo establecido y no contar la misma historia una y otra vez? Estos son los consejos de Barbush en TheDrum.com para que las marcas puedan bordear los obstáculos del camino con su storytelling.

1- No confundir artesanía con historia

Las cámaras 5D son al mismo tiempo una bendición y una maldición para los storytellers. Permite hacer grabaciones bellas a bajo coste y con gran calidad, pero a veces la cubierta se convierte en un sustituto de la sustancia. Las marcas pueden convertirse en Narciso, enamoradas de su propio reflejo en el agua. La clave es empezar con la historia y construirla dejando que la narrativa sea el núcleo, la expresión es meramente una fachada majestuosa.

2- Diseñar para la plataforma correcta

La forma en que se consumen las historias cambian según la plataforma. Encontrar la plataforma correcta y tomar todas las decisiones en función del contenido que será visto es la clave. En todos los casos, queremos encontrar el punto clave lo más rápidamente posible, pero en muchas ocasiones puede tomar algo más de tiempo del previsto, sobre todo cuando no se sabe muy bien cuándo se quiere conectar con el cliente. Una vez que se elige la superficie, habrá que imaginar al público y decidir si serán cautivos o es necesario hacer una disrupción. A partir de ahí, muchas decisiones se tomarán por sí solas.

3- Dejar de hacer la misma historia

La mayoría de historias ya se han visto antes. Y este convencimiento llega tras los primeros diez segundos de visionado. La razón es que nuestros cerebros dan sentido a las cosas lo más rápido que pueden. Los espacios e blanco se llenan lo más velozmente posible, por eso la tasa de gente que se queda observando hasta el final es tan baja. No es porque a la gente no le guste la historia, sino porque se la imaginan antes de que se termine de contar. Por ello, lo mejor es desviarse de lo imaginable, de los arquetipos, de lo ya contado.

4- Invertir la pirámide

Los comienzos de las historias son, precisamente, uno de los puntos donde las historias más se parecen. Un toma hermosa, con el sol saliendo, una alarma siendo golpeada, etc., pueden ser buenas introducciones, pero la gente está harta de verlas. La parte más dura del storytelling de hoy en día es mantener una narrativa factible mientras se ofrece suficiente información lo antes posible para mantener la emoción, pero no demasiado, para que la gente no deje de mirar.

5- Mantener la curiosidad

La curiosidad es uno de los elementos más infrautilizados por las marcas en su storytelling. La razón de que la gente adore hacer puzzles es el deseo de no dejar ningún espacio en blanco. La curiosidad puede hacer que las personas se queden despiertas toda la noche, por lo que lo mejor es mantener a la gente esperando lo inesperado. Si se hace correctamente, la historia destacará sobre el resto.

El storytelling es un reto mayor ahora de lo que nunca fue. Hay que trabajar duro para encontrar una historia que merezca la pena contar y descubrir cómo contarla. Para ello, hay que ser conscientes de los cambios en los patrones de la audiencia y de cómo la gran variedad de opciones de entretenimiento bajo demanda o el contenido descentralizado han producido cambios en el procesamiento del contenido. Una marca inteligente será consciente de todos estos cambios e introducirá los matices necesarios para llegar a un storytelling único.

Te recomendamos

Energy Sistem

School

Podcast

BTMB18

Compartir