líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

5 lecciones (libres de malicia) que los "marketeros" pueden aprender de House of Cards

houseofcardsFrank Underwood, el protagonista de House of Cards, miente más que Pinocho, chantajea más que El Padrino y roba más que los 40 ladrones de Alí Babá. Aun así, y pese a que es un malvado de tomo y lomo, Underwood, que tan magistralmente interpreta Kevin Spacey en la celebérrima serie de Netflix, es un auténtico pozo de sabiduría «marketera».

Puede que Underwood haya matado a unos cuantos inocentes por el camino y que haya pisado cientos de cabezas para alcanzar la gloria política, pero detrás de su rostro pétreo e impenetrable, esconde muchísimas lecciones «marketeras». A continuación, y de la mano de Ragan.com, repasamos las más valiosas:

1. La honestidad es siempre la mejor política “marketera”
El mal marketing echa a menudo raíces en la desinformación. El consumidor prefiere mil veces la verdad (por muy amarga y difícil de digerir que ésta sea) que la ambigüedad.

1

2. Mantenga su palabra
Cuando le hace una promesa al cliente, éste espera que la cumpla (no importa cómo). Aunque gestionar las expectativas del cliente es en ocasiones complicado, en una industria como la “marketera”, en la que las palabras importan (y mucho), la marcas son juzgadas inevitablemente por su habilidad para mantener sus promesas.

2

3. Gánese la confianza del cliente
La confianza y la lealtad son dos nutrientes absolutamente esenciales para el marketing. Sin la confianza de sus clientes, las marcas están condenadas a acabar más pronto que tarde en la tumba.

3

4. Hable cara a cara al cliente
Si su marca se mete en un lío fenomenal que termina llevándola a una crisis también fenomenal, es esencial que sus responsables den la cara ante el consumidor (y no se parapeten detrás de comunicados de prensa huecos de contenido).

4

5. No se olvide de descansar
El marketing es una profesión tan frenética y estresante que a los “marketeros” les cuesta a veces horrores algo tan simple y necesario como cerrar los ojos y dormir un poco. No obstante, sin un poco de descanso, los “marketeros” son mucho más proclives a cometer torpezas (que podrían derivar después en un insomnio crónico).

5

Dunkin' Coffee adelanta el verano con Frozen DunkaccinoAnteriorSigueinte“¿Quién es tu padre” La nueva campaña de FCB Spain para Marca

Noticias recomendadas