Marketing

5 lecciones que las marcas pueden (y deben) aprender del Brexit

brexit-Tras el referéndum británico, el ya omnipresente Brexit, las reacciones a la decisión de los ciudadanos de abandonar la unión Europea no se han dejado de suceder.

Es tiempo ahora de los análisis de las consecuencias económicas y sociales que conllevará el proceso de salida.

Y, aunque las preocupaciones siguen estando más que presentes no solo en el Reino Unido sino en el resto de Europa, el “no” británico es una excelente oportunidad para aprender de los errores ajenos.

Así, Kelsey Hodgkin, directora de estrategia de Deutsch, nos ofrece, a través de AdAge, las 5 lecciones que las marcas pueden aprender del Brexit:

1. El poder reside en aquellos que saben comunicar grandes cambios en pequeñas dosis
Los mejores eslóganes de la publicidad se caracterizan por su simplicidad. Las llamadas a la acción sencillas provocan un sentimiento de urgencia en los receptores que hace que el mensaje sea eficaz.

Así, ni “RemaIN” ni “Britain Stronger in Europe” pudieron suscitar en la ciudadanía el mismo entusiasmo que el lema de los partidarios del abandono, “Let’s Take Back Control”, una llamada a la acción en toda regla.

2. Los ciudadanos están hartos de los expertos
La confianza en la política tradicional se ha resquebrajado en numerosos países europeos sobre todo tras la importante crisis económica que comenzó en 2008 y todavía sigue presente.

Así, la escasa mejoría de esta situación ha provocado un clima de rebeldía en la que los ciudadanos han proclamado su rechazo a los que se presumen expertos en ciertas materias pero no lo demuestran.

3. No se trata de cantidad sino de calidad
El poder real de un movimiento político o de una comunicación sea del tipo que sea, no reside en los números sino en las emociones y pasiones con las que se sustentan los mensajes capaces de movilizar a multitud de personas.

La pasión es un sentimiento capaz de doblar la magnitud del impacto de cualquier campaña.

4. La importancia de las palabras
Pasión, colectividad y emoción son los tres elementos en los que se centraba la campaña del abandono de la UE.

Con “We want our country back” apelaron a los sentimientos más patrióticos de los ciudadanos, un mensaje de defensa de su país que derrotó al descafeinado “This is your future, your risk, your tomorrow”.

5. Internet refuerza las diferencias ideológicas
A pesar de que la web 2.0 es, en teoría el lugar más libre, lo cierto es que cada búsqueda de los usuarios supone una oportunidad para los buscadores de perfilar los intereses y gustos de cada uno de nosotros para, posteriormente, dar prioridad al contenido de nuestro agrado.

Te recomendamos

#Highway2Sales

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir