Marketing

El demócrata Joe Biden gana las elecciones en EEUU

Las 5 lecciones que los marketeros pueden aprender de la victoria de Joe Biden

El demócrata se alzaba con la victoria tras extensas jornadas con la mirada puesta en Pensilvania, Arizona, Georgia y otros estados cuyos resultados se han hecho más que esperar, debido a la ingente cantidad de votos por correo que se han realizado este 2020. Esto es lo que podemos aprender de su victoria.

joe biden

Han sido largos días de un recuento más que apretado pero por fin los Estados Unidos tienen nuevo presidente: Joe Biden. El demócrata se alzaba con la victoria tras extensas jornadas con la mirada puesta en Pensilvania, Arizona, Georgia y otros estados cuyos resultados se han hecho más que esperar, debido a la ingente cantidad de votos por correo que se han realizado este 2020. La ciudad de Nueva York y otros puntos del país se llenaban de júbilo en unas calles que celebraban la esperada victoria de un candidato que las encuestas daban como ganador para estas elecciones.

Lo cierto es que estos días de conteo de votos ha dado para mucho, sino que se lo digan al enviado especial de La Sexta y Newtral -Emilio Doménech (@nanisimo)- quien se ha convertido en la estrella de los directos durante esta jornada electoral, gracias a sus pocas horas de sueño y su pasión por el proceso, que ha tenido en vilo a miles de personas a lo largo del planeta. No son los únicos que han aprendido la lección en esta ocasión. Tom Denford, tal y como recoge Forbes, ha aprendido 5 lecciones de esta victoria de Joe Biden que deberían conocer todos los marketeros. En MarketingDirecto.com hemos querido recogerlas:

1. La calma de Joe Biden

Lo cierto es que las prisas no son buenas para casi ningún espacio de la vida personal y profesional. El marketing debería tenerlo en cuenta tras años de sprints para llegar a los objetivos. Parece que la industria marketera ha olvidado la importancia de disfrutar del proceso para no caer en errores que vienen de la mano de las prisas. "Demasiados especialistas en marketing intentan comprar el éxito mostrando más anuncios a más personas con más frecuencia. Presionan a sus agencias para que compren cantidades cada vez mayores de anuncios digitales, a precios unitarios cada vez más bajos", señalan en Forbes. Y es que, esto se ha traducido en un deterioro de los resultados y también de la eficacia que se presupone del marketing.

Hay que tener en cuenta que ni la población mundial se ha multiplicado, ni tampoco lo ha hecho el tiempo que invierten en internet ni en redes sociales por lo que la compra indiscriminada de publicidad programática para mostrar cada vez más anuncios no tiene sentido en la actualidad. Al revés, solo provoca fraude publicitario. Por tanto, Joe Biden nos enseña que aunque su victoria haya sido lenta, contando voto a voto, al final ha sido fructífera.

2. Los detalles

Los análisis de las métricas y resultados son importantes pero no hay que olvidarse de los detalles que suelen estar relegados a un segundo plano y ni siquiera la compañía se para en observarlos, más bien son las agencias externas las encargadas de tenerlos en cuenta. Las prisas mencionadas en el anterior punto llevan a que, si las métricas son buenas, el cliente o anunciante no pide más detalles de las mismas. Y ese es el error del proceso.

Con más detalles en los datos es en realidad cuando se conoce si una campaña o proyecto ha funcionado realmente. Estos detalles ayudan, además, a corregir errores que puedan llevar a un fraude publicitario. Los profesionales cuentan con las herramientas necesarias para saber qué más necesitan conocer del proceso y ahondar en esos detalles para corregir durante el camino.

3. El bien siempre gana

"A largo plazo, la extorsión, la delincuencia e incluso los pequeños robos no son formas sostenibles de hacer negocios. Hacer el bien y hacer buenos negocios es bueno a largo plazo, sin mencionar que duermes mejor por las noches, sin tener que preocuparte cuando te descubran", explican en Forbes lanzando un claro dardo al competidor de Joe Biden. Y es que, el demócrata nos enseña que aunque en la tecnología publicitaria ha ocurrido "mucho" el engaño a los anunciantes, a largo plazo el bien siempre gana al hacer buenos negocios a largo plazo. Y aunque a veces se torna complicado hacer lo correcto será necesario para la buena salud de la industria y, finalmente, para los resultados.

4. La confianza de Biden

La confianza es uno de los puntos más importantes para que los proyectos y las campañas salgan adelante con éxito. Y esto es algo que se consigue y construye de manera lenta (punto 1). Construir confianza con sus clientes le permite crear una confianza para usted mismo y para futuros proyectos. Hay que tener en cuenta que los marketeros manejan grandes presupuestos publicitarios y ese dinero no se pone en manos de cualquiera. Así como no se pone en manos de cualquiera las riendas de un país, a veces.

La confianza gana y la lentitud gana más. Gánelo con el tiempo construyendo relaciones reales, incluso si las métricas a corto plazo y las ganancias no son tan altas", dice Forbes.

5. La unidad que emana de Joe Biden

"Y finalmente, hoy, gana la democracia y gana la decencia. La esperanza y la fe vuelven a tener esperanza. Hacia adelante y hacia arriba para los Estados Unidos de América y para todos los ciudadanos de la humanidad", finalizan en Forbes. Esto quiere decir que la división y la crispación deberían tener las patas muy cortas y es la unidad la que lleva por el buen camino a la hora de vivir personal y profesionalmente, también en política y en publicidad.

Te recomendamos

Enamorando

Newsletter

Informa

Atresmedia

Compartir