líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

5 mágicas lecciones que todo marketero debería aprender de Disney

mary-poppins«Dime y olvido. Enséñame y recuerdo. Involúcrame y aprenderé». Sabias palabras que un día pronunció uno de los hombres más importantes de la historia de Estados Unidos, Benjamin Franklin y que pueden aplicarse prácticamente a todos los ámbitos de la vida.

Un pensamiento que queda reflejado a la perfección en cualquier película de Walt Disney. Un maestro a la hora de mostrar las relaciones humanas y como comercializar unas tramas con las que todos en mayor o menor medida podemos llegar a sentirnos identificados.

Un espejo en el que el mundo del marketing debería mirarse más a menudo. Por supuesto que los datos y tendencias son importantes pero no debemos dejar de buscar el aprendizaje en los más básico y valioso del ser humano: las emociones.

Razón por la que vamos a ver un total de cinco lecciones que la factoría Disney regala a los marketeros recogidas por ragan.com.

1. El entretenimiento vende

Las películas de Disney no cuentan con una fórmula secreta. Cuentan grandes historias y eso es algo que siempre despertará la atención del ser humano. Con el paso de los años esta es una filosofía que parece que los grandes de la industria publicitaria han comenzado a implementar.

Pero aún estamos lejos. La mayoría de las acciones de marketing que nos encontramos apestan. Mucha publicidad no ofrece ningún tipo de entretenimiento y carecen completamente de personalidad.

2. Larga vida a los recuerdos

Párese un momento a pensar en sus películas de Disney favoritas. Seguro que asocia cada una de ellas a un momento de su infancia o situación concreta de su vida. La compañía ha conseguido que sus personajes se conviertan en iconos cargados de significado.

¿Por qué no hacer lo mismo con nuestra publicidad? Hay que ser memorables. Contar historias que calen en las emociones de los usuarios y les generen un recuerdo. Una sensación que poder asociar con la marca.

3. Alineación entre objetivo y estrategia

Saltamos de las películas a los parques temáticos de Disney. Lugares donde la magia lo invade todo y hacen que los asistentes sean un miembro más del reparto. Aunque parezca que no, lo cierto es que detrás existe un milimétrico seguimiento para que todo salga con una pasmosa precisión.

Esto es lo que deben conseguir sus estrategias: hacer partícipe al usuario, que sienta que es escuchado y forma parte de todo el proceso sin que se note.

4. ¡Viva la diversión!

Ya hemos visto que las personas buscan entretenimiento. Quieren contenidos divertidos y esto las películas de Disney lo han logrado a la perfección. Nos trasladan hasta escenarios imposibles rodeados de personajes que solo se encuentran en nuestros sueños.

Aléjese de los rígidos resultados y tómese la licencia de añadir ese ingrediente de cercanía y diversión que tanto necesita.

5. Imaginación al poder

Escriba tal y como hablan sus clientes y usuarios, sea claro y conciso, aporte sentido del humor y apueste por recurrir a elementos visuales para contar sus historias. La imaginación es el arma más creativa con la que contamos.

 

Influencers y marketeros o cómo triunfar con el marketing de influenciaAnteriorSigueinteMoro, Chadwick y Luchi, los primeros Presidentes del Jurado de El Ojo 2016

Noticias recomendadas