Marketing

Las complejidades de la Generación Z ponen en peligro a los sectores menos innovadores

5 sectores que no sobrevivirán al huracán centennial (a menos que saquen el paraguas de la innovación)

Los centennials llegan al mercado de consumo pisando fuerte. El reto para las marcas es entender su compleja mente y hacerse con su atención a base de innovación y experiencia.

5 sectores que no sobrevivirán al huracán centennial (a menos que saquen el paraguas de la innovación)Si hasta ahora los millennials acaparaban el interés de las marcas, con el paso de los años, una nueva generación comienza a abrirse paso en el mercado de consumo. Los denominados centennials están llamados a ser los nuevos consumidores, pero hacerse con su benevolencia es uno de los mayores retos para las compañías.

Y es que las diferencias de percepciones, hábitos y actitudes con respecto a sus predecesores son notables. En este sentido, la Generación Z le da una mayor importancia a la identidad personal y al propósito y reniegan de los millennials.

Apasionadas y de mentalidad abierta, según el estudio Forecast Z, de PSFK Labs, un 46%, cree que ellos pueden contribuir, de forma definitiva, a cambiar el mundo y creen que las marcas pueden ayudarles a conseguir sus metas y aspiraciones personales.

La hiperconectividad, el abandono de las pantallas grandes en favor del móvil, su compromiso social, la lucha por la igualdad y la diversidad, la mayor preocupación por la privacidad o su obsesión por las experiencias en detrimento de la materialidad, son otros de los rasgos que caracterizan a la generación más “techie”.

Descifrar el enigma centennial no es tarea sencilla, pero las marcas que no consigan encontrar la respuesta a sus demandas corren el riesgo de ser víctimas del desprecio de los consumidores más jóvenes. Y, cuando se trata de ellos mismos, la generación del yo no tiene piedad.

De hecho, ya comenzamos a ver las primeras consecuencias del paso del huracán centennial que, a su paso, va dejando damnificados antes inimaginables como Facebook. Porque si alguien puede acabar con el reinado de uno de los mayores gigantes digitales del mundo, esa es la Generación Z.

Pero la red social de Zuckerberg no es la única compañía que puede acabar formando parte de los anales de la historia. Otras industrias también han quedado en entredicho ante la irrupción de los consumidores del mañana. ¿Quiere saber cuáles son?

1. La televisión

5 sectores que no sobrevivirán al huracán centennial (a menos que saquen el paraguas de la innovación)

Aunque el consumo generalizado de televisión lineal ha caído de manera considerable en los últimos años, las cifras son mucho más alarmantes en el caso de los espectadores más jóvenes. La culpa la tienen plataformas audiovisuales como YouTube, servicio sin el que no puede vivir el 50% de los centennials, según datos de Defy Media. De hecho, estos consumidores invierten más del doble de tiempo en YouTube que en la televisión.

Pero si hay un servicio que bate todos los récords de visionado es Netflix. Más del 70% de los centennials cuenta con una suscripción al servicio de streaming y consumen 8,8 horas semanales de contenido.

La amplia oferta de contenidos, creados específicamente para ellos y puestos a su disposición sin límites de tiempo y, sobre todo, sin la molesta publicidad, ha conseguido que la compañía de Reed Hastings tenga a sus pies a la generación Z.

Por su parte, la televisión lineal como la conocíamos hasta ahora, ha pasado a la historia. Aunque predecir su fecha de muerte sería algo precipitado, parece evidente que el modelo que había funcionado hasta ahora debe cambiar.

Y así lo están haciendo numerosas cadenas que buscan nuevas vías para seguir cautivando a la audiencia a través de iniciativas como la creación de plataformas de streaming con contenidos dirigidos exclusivamente a esta audiencia joven en la que los influencers son las verdaderas estrellas.

2. El lujo

5 sectores que no sobrevivirán al huracán centennial (a menos que saquen el paraguas de la innovación)

Si para las generaciones anteriores los artículos de lujo eran sinónimo de calidad, unicidad y exclusividad, los centennials miran a estas marcas de una manera muy distinta. Si bien reconocen la propuesta de valor de las firmas de lujo, no otorgan tanta importancia a lo que se ve, como a lo que no.

Los procesos de trabajo, el compromiso con el medio ambiente y los animales o las condiciones laborales justas en su cadena de suministro son aspectos más relevantes para esta generación.

Cuando se trata de decantarse por una marca, lo material es algo secundario mientras que la identificación con los valores, la personalización de los productos o la experiencia se convierten en elementos clave en la decisión de compra.

No es que a los centennials no les guste el lujo, pero exigen, al igual que al resto de marcas, un valor añadido que vaya más allá de lucir un logo reconocible.

Hay algunas compañías que han sabido entender a esta generación. Burberry, Dior o Louis Vuitton han sido algunas de ellas utilizando las redes sociales para retransmitir desfiles, ofrecer contenidos exclusivos e incluso vender sus productos.

3. El papel

5 sectores que no sobrevivirán al huracán centennial (a menos que saquen el paraguas de la innovación)

La caída en las ventas de periódicos y libros no es, necesariamente, un síntoma de un menor hábito lector entre los consumidores. Más bien, nos encontramos ante un intercambio de formatos. Los centennials leen. De hecho, son ávidos consumidores de información (aunque a veces sea a medias). Les gusta saber qué pasa en su entorno, estas conectados con lo que sucede y conocer las últimas novedades.

La evidencia se muestra en los datos. Y es que, si en 2010 el número de libros electrónicos vendidos apenas superaba los 70 millones, el pasado año se alcanzaron los 266 millones.

Teniendo en cuenta que en el mundo digital encuentran un espacio de acceso ilimitado a contenidos, al alcance de un clic, en la palma de su mano y, la mayoría de las veces, de manera gratuita, parece que la oferta es considerablemente mejor.

4. El retail (más tradicional)

5 sectores que no sobrevivirán al huracán centennial (a menos que saquen el paraguas de la innovación)

Aunque el retail tiene una enorme oportunidad ante los consumidores centennials, de momento, no todos han sabido aprovecharla.

Mientras algunas compañías que cuentan con una fuerte presencia digital, una experiencia de compra sencilla y conveniente y un producto excelente, han conseguido colarse en la lista de deseos de los más jóvenes, hay otras que se han quedado a medio camino.

Los grandes almacenes son el ejemplo perfecto. La falta de transformación digital, su imagen avejentada y su escasa experiencia de usuario, les han llevado a ser vistos por los centennials como última opción de compra.

Con el aumento de la tendencia de la compra online, la clave para conquistar a los consumidores más jóvenes reside en ofrecer una experiencia digital consistente, conveniente y de calidad y no solo en el mundo online, sino también en la tienda física.

5. Las redes sociales

5 sectores que no sobrevivirán al huracán centennial (a menos que saquen el paraguas de la innovación)

Es cierto que los centennials son auténticos adictos al mundo social, les gusta el postureo y no se avergüenzan de ello, pero cuando se trata de aparentar, no les vale cualquier plataforma.

Snapchat, Instagram y Youtube se han convertido en sus redes sociales de cabecera, pero, la predilección de la generación Z puede cambiar de la noche a la mañana.

Y si no, que se lo digan a Facebook. La (todavía) red social más popular del mundo tuvo su gran momento de gloria y llegó a convertirse en el espacio de contacto social por excelencia.

Sin embargo, la irrupción de nuevas plataformas junto a su falta de innovación, la cada vez mayor inactividad de sus usuarios millennials, la llegada de los baby boomers o los problemas de privacidad han espantado a una generación enormemente preocupada por su intimidad.

De hecho, según Connected Life, estudio de Kantar TNS, un 53% de los usuarios españoles opta por tener un mayor control sobre su actividad online, aunque esto suponga una pérdida de la velocidad y más de un 60% de los entrevistados están preocupados por la cantidad de datos que tienen las empresas acerca de ellos.

La generación Z se presenta como una de las masas de consumidores más complejas y, al mismo tiempo, más prometedoras para las marcas. Conectar con ella es el reto que las compañías deberán abordar en el futuro más cercano y, teniendo en cuenta sus particularidades, más les vale sacar el paraguas de la innovación para capear el huracán que está a punto de llegar.

Te recomendamos

JCDecaux

Mundial

Katapult

Cannes

Compartir