Marketing

6 lecciones melodiosamente geniales que los "marketeros" pueden aprender de Taylor Swift

Taylor SwiftTaylor Swift tiene sólo 24 años. Sin embargo, pese a su juventud, la famosa cantante estadounidense está acostumbrada a convertir en oro casi todo lo que toca desde que era apenas una adolescente.

Lo ha demostrado con su último disco, "1989" que, con 1,27 millones de copias vendidas durante su primera semana en el mercado, se ha convertido en el mayor “superventas” discográfico de los últimos 12 años.

Pero, ¿cuál es el secreto del éxito de esta chica criada a los pechos de la música country que ahora se perfila como la nueva reina del pop? La respuesta a esta pregunta pasa por el innegable talento de la artista, pero también por el marketing, universo en el que Swift se mueve como pez en el agua. A continuación, y de la mano de la publicación especializada en marketing iMedia Connection, repasamos las principales lecciones que los “marketeros” pueden aprender de Taylor Swift:

1. Su transparencia en las redes sociales añade un plus de confianza y de familiaridad a su marca
Swift es una auténtica maestra de los social media, donde debutó con apenas 15 años en el hoy “moribundo” MySpace. En todas las redes sociales en que la cantante está presente, que no son pocas, Swift destaca por su cercanía y su naturalidad. Leyendo sus posts uno cree estar leyendo los posts de una amiga, de una persona normal, no de una superestrella de la música. Para triunfar en el universo 2.0, las marcas, como Swift, deben enarbolar también la bandera de la naturalidad, la transparencia y la cercanía.

2. Utiliza cada canal 2.0 de manera diferente
El dominio que Swift tiene de las redes sociales es increíble. Tiene más de 47 millones de seguidores en Twitter. Y está además presente en otros muchos canales 2.0, en Facebook, en YouTube, en Tumblr, en Pinterest, en Instagram, en Vine, en Line… No hay prácticamente ninguna plataforma social en la que Swift no haga oír su voz. Una voz que suena de manera homogénea pero diferente en cada una de esas plataformas. La compositora entiende, y eso es algo que también están obligados a entender los “marketeros”, que cada una de las redes sociales en las que está presente es diferente y tiene unas características únicas y por eso da un tratamiento distinto a cada una de ellas.

3. Dice “no” cuando su marca es devaluada
Swift ha copado en las últimas semanas titulares en todo el mundo por una decisión que resulta inexplicable a ojos de muchos: su decisión de dar plantón al servicio de música en streaming Spotify. Consciente de que su música es arte y como tal es algo valioso y de que Spotify de alguna manera lo devaluaba, a la cantante no le han dolido prendas a la hora de divorciarse de la célebre plataforma de música en streaming. En la era dorada del marketing de contenidos, esta es una importante lección para los “marketeros”, que deben dar su justo valor a los contenidos generados en torno a sus marcas. Devaluarlos es un craso error.

4. Sus productos son inspiradores e inesperados
Swift ha sorprendido a sus fans y a la industria musical en múltiples ocasiones. Lo ha hecho, por ejemplo, en su último disco, “1989”, donde parece divorciarse definitivamente de la música country que la vio nacer como artista y donde se atreve a romper convencionalismos también el universo de los videoclips musicales, con vídeos tan “rompedores” como “Shake It Off”, en el que Swift se muestra deliberadamente torpe, y “Blank Space”, en el que la artista saca a relucir su lado más pérfido y vengativo.

5. Llega a acuerdos inteligentes con otras marcas
U2 cometió hace poco una metedura imperdonable asociándose con Apple. Swift es, sin embargo, mucho más inteligente asociándose con otras marcas. Acertó en su día de pleno colgándose del brazo de American Express para acercar de lleno a sus fans a los recovecos de su música y dio también en la diana asociándose con la oficina de turismo de Nueva York para promocionar la Gran Manzana. Con ambas asociaciones, la marca Taylor Swift ganó en valor porque sus socias eran marcas que se ajustaban a ella como un guante. Y esto es algo que los “marketeros” tienen también que tener muy presente en sus asociaciones con otras marcas: deben asociarse con marcas que se adapten a su propia personalidad y que le sumen valor, que no se lo resten.

6. Es una maestra creando magia y misterio en torno a su marca
Swift sabe que la “sorpresa” es un ingrediente esencial para seguir teniendo a su vera a sus fans y por eso se las ingenia para mantener siempre un halo de misterio en torno a su música y su propia vida personal. Las sorpresas son muy poderosas en el universo “marketero” y para generarlas, hay que crear irremediablemente misterio.

Te recomendamos

Enamorando

Informa

Dendary

Atresmedia

Compartir