Marketing

6 lecciones que los "marketeros" pueden aprender de 6 clásicos del cine navideño

GrinchLa Navidad es de todo menos para descansar. Que se lo digan, si no, a los “marketeros”, que viven jornadas laborales absolutamente maratonianas cuando llega esta época del año.

Sin embargo, los atribulados “marketeros” tienen un as en la manga para llegar vivos y coleando a la empinada cuesta de enero y ese as en la manga no es otro que el cine navideño, en cuyas entrañas se esconden valiosísimas lecciones de marketing. A continuación, y la mano del blog de la empresa de software ExactTarget repasamos 6 lecciones “marketeras” agazapadas en 6 clásicos del cine navideño:

1. Navidades Blancas (1954): Muchos espectadores, especialmente los más jóvenes, creen que la célebre canción “White Christmas” se hizo popular por primera vez de la mano de la película Navidades Blancas, estrenada en 1954. Nada más lejos, no obstante, de la realidad. Este tema alcanzó por primera vez la fama en otra película, Holiday Inn, que se estrenó en los cines 12 años antes, en 1942.
La lección: Con una buena vuelta de tuerca, el contenido “viejo” puede disfrutar de una segunda vida excepcional.

2. Elf (2003): A Will Ferrell le pusieron en su día 29 millones de dólares sobre la mesa para protagonizar una secuela de la película Elf que tanto éxito le reportó en 2033. No obstante, y pese a lo jugoso de la oferta, Ferrell se permitió el lujo de declinarla. Y probablemente no se equivocó rechazándola. En el cine, como en el marketing, conviene no explotar demasiado la gallina de los huevos de oro.
La lección: No abuse en exceso de las fórmulas “marketeras” que funcionan. Utilícelas con mesura.

3. Los Teleñecos en Cuento de Navidad (1992): En esta película Gonzo y Rizzo ejercen de narradores de la historia, a la que ponen, con sus bromas, la nota cómica. Esta pareja de “storytellers” encaja a la perfección en una película como Los Teleñecos en Cuento de Navidad. Brian Henson eligió muy certeramente en su día a estos personajes como “capitanes” del storytelling de su filme. Pero este tipo de selecciones son de suma importancia no sólo en el cine sino también en el marketing.
La elección: Elija cuidadosamente a quienes van a ejercer de “storytellers” de la historia de su marca.

4. A Charlie Brown Christmas (1965): Esta película explota con mucho tino el lado menos amable de la Navidad, demostrando que en el cine, y también en la publicidad, las “verdades menos felices” de las fiestas navideñas funcionan, cuando quieren, a la perfección.
La lección: La honestidad es en realidad una poderosa arma “marketera”.

5. El Grinch (2000): En esta película el malhumorado Grinch termina cambiando de parecer sobre la Navidad. En este “gruñón” personaje se obra una milagrosa transformación que también es posible en el universo del marketing. Enfrentadas a clientes “cascarrabias”, muy habituales en las redes sociales, las marcas nunca deben tirar la toalla. Un “Grinch” puede convertirse, con el tratamiento adecuado, en un cliente para toda la vida.
La lección: No se rinda nunca cuando tenga que vérselas con clientes descreídos y “protestones”.

6. Pesadilla antes de Navidad (1993): Esta película tiene un “look & feel” muy diferente del que estamos acostumbrados a ver en el cine que aterriza en los cines durante esta época del año. De hecho, parece más una película de Halloween que una película de Navidad. Sin embargo, es su carácter deliberadamente diferente el que hace precisamente único este filme.
La lección: No tenga miedo de explorar el lado más raro y estrafalario de su marca.

Te recomendamos

#Highway2Sales

NH

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir