Marketing

6 razones por las que los instagramers son (a veces) mil veces más sabios que los marketeros

6 razones por las que los instagramers son (a veces) mil veces más sabios que los marketerosPese a que muchos tildan a los instagramers de narcisistas redomados que se llenan los bolsillos a costa del impenitente voyeurismo de los internautas en la nueva era 2.0, lo cierto es que los receptores de tan acerbas críticas son a veces bastante más sabios que los profesionales del marketing (que son a menudo los primeros en lanzar duros dardos contra los influencers que desenvuelven en el universo de Instagram).

Puede que a algunos les cueste verlo, pero los instagramers (dueños en ocasiones de miles y miles de followers) superan en sabiduría marketera a muchos profesionales del marketing.

De los denostados instagramers los marketeros (incluso lo más experimentados) pueden aprender muchísimas cosas. Y las más importantes son estas que disecciona a continuación Inc.:

1. Tienen un ojo entrenadísimo para los detalles
Antes de publicar las fotos con las que tienen a bien deleitar a sus fans en Instagram, los instagramers se fijan en mil detalles (el brillo, el contraste, la saturación de la imagen, etc.). El marketing, el que tiene éxito al menos, depende en buena medida de los pequeños detalles (incluso los más nimios) y puede que no hayan estudiado jamás marketing, pero los instagramers tienen muchísimo ojo para los detalles, que son los determinan hasta cierto punto su tirón como influencers.

2. Modulan con absoluta maestría la denominada “voz de marca”
En Instagram las palabras que acompañan a las fotos y a los vídeos pone la guinda del pastel al contenido. Los instagramers lo saben y por eso manejan con sumo cuidado su propia “voz de marca” en Instagram, donde sus textos se las ingenian para reflejar de manera auténtica y veraz su propia marca personal y nada suena ni aburrido ni fingido. Algo menos expertos manejando la “voz de marca” en las redes sociales son, sin embargo, los marketeros. No hay más que leer los excesivamente monótonos y “profesionales” textos de algunas marcas en Instagram.

3. Tienen un ingenioso dominio de la percepción
Los instagramers invierten horas y horas construyendo su propia marca personal y saben que cada foto subida a Instagram es una pincelada más en el retrato de la imagen que quieren proyectar al mundo. Y aunque a veces exageran hasta la extenuación tales pinceladas, lo hacen siempre teniendo en cuenta cómo van a ser percibidos por los demás. La mayor parte de los instagramers tienen meridianamente claro cómo quieren que les perciban los demás (en la realidad inevitablemente distorsionada de la red de redes) y hacen todo lo posible para conseguirlo.

4. Utilizan filtros (pero no parece que los usen)
No es ningún secreto que muchas de las fotos volcadas por los influencers en Instagram están editadas hasta el infinito y más allá. Sin embargo, gracias a su artística pericia editando fotografías (en las que pueden llegar a invertir horas y horas), consiguen que luzcan extraordinariamente naturales y, por ende, también creíbles.

5. Practican la reciprocidad con muchísimo garbo
Los instagramers son plenamente conscientes de que, para recibir, tienen que dar. Y por eso, se esfuerzan siempre en poner contenido de calidad en manos de sus followers. A diferencia de muchos profesionales (supuestamente entrenadísimos) del marketing, los instagramers entienden que deben ser magnánimos alumbrando contenidos de calidad para tener a su vera la audiencia (que no da si no recibe nada a cambio).

6. Saben cómo monetizar contenidos sin ser excesivamente promocionales
Los instagramers de más relumbrón son propietarios de jugosos contratos publicitarios con las marcas, que les agasajan con cheques de varios ceros porque saben hacer lo que a ellas no les da (a veces) demasiado bien: vender huyendo de un lenguaje excesivamente promocional. La autenticidad de la que hacen gala los instagramers está reñida, al fin y al cabo, con todo lo que desprende un nauseabundo tufo promocional.

Te recomendamos

#Highway2Sales

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir