Marketing

6 razones por las que pensar como un niño le hará mejor líder

niño¿Alguna vez se ha sentido harto de su trabajo? ¿Frustrado con sus empleados, ignorado por sus clientes, sobrepasado por la cantidad de trabajo? Tenemos la solución: conviértase en un niño de 5 años.
La clave de esta idea se basa en volver a sentirse emocionado por su trabajo como la primera vez y a su vez, sobrellevar mejor los problemas y encontrar soluciones creativas. Estos son los 6 pasos para sacar al niño que lleva dentro:

1. Los niños cuestionan todo
Pregunte porqué tantas veces como sean necesarias y a veces la respuesta será "porque siempre lo hemos hecho así y no hemos pensado en otra cosa", lo que le llevará a pensar en posibles soluciones. Uno de los líderes más famosos, Steve Jobs, llevaba a la práctica esta mentalidad cuestionando el diseño de sus productos. Su idea de instalar tan solo un botón en el iPhone llevó a crear uno de los diseños más exitosos de la historia.

2. Dicen la verdad
Esto no quiere decir que deba comunicarse tal y como lo haría un niño pero a veces nos preocupamos demasiado en la manera en la que debemos decir las cosas y en cómo serán recibidas nuestras palabras. Piense como un niño y la verdad saldrá sola.

3. Son generosos
Normalmente la mayoría de los niños se preocupan por los miembros de su familia y por los animales. Se aproximan al mundo con el corazón y la mente abierta y quieren que todo el mundo a sus alrededor sea feliz. Aplique esto en su trabajo y todo irá mejor.

4.  No son rencorosos
Esta es una buena táctica para solventar fracasos y frustraciones. Grite todo lo que quiera (aunque solo sea en su cabeza) y siga adelante con otra cosa.

5. No tienen miedo a cambiar de opinión
Es importante ser disciplinado y comprometido y si cambia de opinión sobre algo nuclear puede llegar a confundir a sus empleados y clientes. Mark Zuckerberg es conocido por darle un aire nuevo a sus proyectos y a veces cambiar de puento de vista incluso después de haber tomado una decisión. Estar abierto al cambio puede significar encontrar una nueva dirección.

6. Ven todo como una aventura
Los más pequeños ven el mundo como un mundo sorprendente, cualquier actividad puede convertirse en un juego para ellos. Si algo parece aburrido, conviértalo en un juego y así podrá encontrar una aproximación más interesante para llevarlo a cabo.

Te recomendamos

Enamorando

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir