Marketing

Estos pecados llevarán en volandas sus estrategias de marketing

7 pecados mortales que llevan (paradójicamente) al cielo a las estrategias de marketing

En Online Marketing Rockstars Philipp Westermayer ha desgranado 7 pecados mortales, que convenientemente metamorfoseados, hacen milagros desde el punto de vista de las estrategias de marketing.

estrategiasComo humanos que son, los marketeros incurren en muchísimos errores. Sus traspiés (más numerosos de los que ellos mismos se atreven a confesar) son particularmente flagrantes a la hora de aproximarse a las estrategias de marketing, convertidas a veces en auténticos despropósitos (u oportunidades según se mire).

Philipp Westermayer, cofundador de OMR, ha desgranado hoy en el festival Online Marketing Rockstars, el evento en el que él mismo ejerce de “showrunner”, las 7 pecados mortales (convenientemente reconvertidos en oportunidades) de las estrategias de marketing:

1. Ira

El presidente de Estados Unidos Donald Trump no el único capaz de moverse entre extremos incapaces de tocarse entre sí. También las marcas incurren muy a menudo en la polarización en sus estrategias de marketing. Y cuando las opiniones se polarizan, la ira de ellas emanada puede ser un auténtico bálsamo en clave marketera. Que se lo digan, si no, a Nike y a su controvertida pero exitosa campaña protagonizada por Colin Kaepernick.

2. Lujuria

Las marcas deben pelear por alumbrar productos deseables para la multitud. Y lo mejor para crear productos lujuriosos es “parirlos” en colaboración con el público objetivo al que están en último término dirigidos.

3. Envidia

Cuando cientos de miles de personas desean un producto concreto y éste es difícil de conseguir, no tarda en emerger la envidia. Un producto cuya disponibilidad es limitada es capaz de poner verde de la envidia al consumidor (que hará por supuesto lo que sea por adquirirlo).

4. Soberbia

La soberbia aplicada a las estrategias de marketing toma la forma de “memes”, aquellos que el consumidor comparte henchido de soberbia (y orgullo) en la red de redes. El “memebaiting” es una poderosa arma marketera que las marcas deberían utilizar para disparar contra la atención eternamente dispersa del consumidor. Que el “memebaiting” puede ser muy eficaz lo demuestran Balenciaga y su polémico bolso azul supuestamente copiado a IKEA, que fue por supuesto carne de “meme” en las redes sociales. Hace unos meses McDonald’s versionó también unas pantuflas de Balenciaga que estaban, según algunos, claramente inspiradas en los envases rojos de patatas fritas de la célebre cadena de comida rápida. Ni que decir tiene que la jugada (o más bien meme) le salió redonda a McDonald’s.

5. Codicia

Con eventos como el Black Friday las marcas pueden prender (hasta hacer casi arder) la codicia del consumidor. Los descuentos son únicos abriendo de par en par la cartera del consumidor.

6. Pereza

El equivalente marketero a la pereza toma la forma de la costumbre. Cuando las marcas se las ingenian para formar parte del día a día del consumidor, tiene medio cielo ganado. Y para formar parte del día a día del consumidor, las marcas deben apostar por los canales offline (donde el consumidor, que es en realidad un vago confeso, no tiene que tomarse la molestia de hacer clic).

7. Gula

En clave marketera la gula es la desmesura de contenidos (o más bien Stories) que tan a menudo es posible encontrar en Instagram. Puede que no lo parezca a priori, pero las Stories en abundancia pueden obrar auténticos milagros marketeros. El rapero Bonez MC apuesta, por ejemplo, por esta fórmula (publica hasta 93 Stories en Instagram) y le va a las mil maravillas.

Te recomendamos

Cannes

Outbrain

FOA

rakuten

Compartir