Marketing

8 novelas que los "marketeros" más "techies" devorarán como ratones de biblioteca

novelasAunque algunos se empeñan en hacerse los remolones a la hora de zambullirse en las páginas de los libros, lo cierto es que la lectura es tan o más necesaria que la comida. Si todos los días nos llevamos alimentos a la boca, ¿por qué castigamos tan alegremente al cerebro sin comida (o lo que es lo mismo, sin libros)?

La ausencia de tiempo no es excusa para dejar al cerebro muriéndose de hambre, tampoco si uno se desenvuelve en el frenético universo del marketing digital. Si se precia de ser tan "marketero" como "techie", disfrutará muy probablemente leyendo las novelas que propone a continuación Econsultancy:

1. El Círculo (Dave Eggers)
El Círculo que pone título a esta novela es un gigante de la tecnología (sospechosamente parecido a Google) que domina el mundo con el sistema operativo TruYou, que proporciona una identidad virtual y supuestamente veraz a todos los internautas que pueblan la red de redes. La privacidad (o más bien la ausencia de privacidad) es el tema estrella de este libro que, aun así, está salpicado de humor negro y hará muy probablemente reflexionar a los “marketeros” sobre el marketing que se avecina.

1

2. El paraíso de las damas (Emile Zola)
Ambientada en el primer centro comercial de París, esta novela sigue las andanzas de una dependienta, Denise Baudu, y relata sus esfuerzos (y los de sus compañeros de trabajo) para cambiar la mentalidad del consumidor. Aunque data del siglo XXI, muchos “marketeros” se verán reflejados inevitablemente en este libro, que les ayudará a entender el viraje de la retail tradicional hacia las experiencias para luchar de tú a tú con el e-commerce.

2

3. The Book, The Film, the T-shirt (Matt Beaumont)
Matt Beaumont, que antes de ser novelista trabajó como “copy” en una agencia de publicidad, retrata en este novela el lado más oscuro (y divertido) de su primera profesión. El libro narra la desquiciante (y surrealista) filmación de un spot de neumáticos.

34. Extinción (David Foster Wallace)
Esta colección de relatos se inicia con la historia del señor Squishy, que participa en un “focus group” cuyo último objetivo es poner a prueba las bondades (o maldades) de la un nuevo snack de chocolate bautizado con el nombre de “Felonies!”. Ni que decir tiene que el libro, plagado de referencias a la cultura pop y de marcas falsas sorprendentemente similares a las reales, es tan cínico como divertido.

4

5. Microsiervos (Douglas Coupland)
Esta novela, que es el equivalente noventero a El Círculo, está ambientada en el campus de Micrososft y sigue las peripecias de los ingenieros de la empresa de Redmond, que deben decidir si permanecer a la vera del gigante del software (no tan “cool” como antaño) o probar suerte en el prometedor universo de las startups. Los “marketeros” que sean fans de la serie Silicon Valley de HBO degustarán muy probablemente con placer las páginas de este libro.

5

6. Una súper triste historia de amor verdadero (Gary Shteyngart)
Aunque regado con muchas risas, este libro retrata con punzante ironía la cultura nacida al calor de Tinder y otras apps de citas y un mundo que, adicto confeso a las nuevas tecnologías, se está quedando huérfano de privacidad.

67. Neuromante (William Gibson)
Lo más sorprende de esta novela es que, escrita en 1984 (cuando internet era todavía una suerte de entelequia), esboce con tantísima clarividencia los cimientos sobre los que después se construiría la red de redes. En este libro, todo un clásico en el universo de los thrillers de ciencia de ficción, su autor acuña por primera vez el término de ciberespacio.

7

8. A Visit From The Goon Squad (Jennifer Egan)
Con la industria de la música como telón de fondo, esta novela gira en torno a una idea fundamental: que la creatividad y la autenticidad siempre tendrán hueco en un mundo cada vez más constreñido por las nuevas tecnologías. Alex, el protagonista del libro, tiene una difícil misión por delante: reclutar “loros” a los que paga para crear boca a boca (“auténtico”) en torno a un concierto. Para sacar adelante su misión, Alex define su público objetivo en base a sus necesidades, su alcance y su corruptibilidad (que es, por otra parte, una espléndida definición de lo que es hoy en día el ubicuo social media marketing).

8

Te recomendamos

A3

ADN

Navidad

Recopilatorio

Enamorando

Compartir