Marketing

Estas películas encandilarán a los marketeros

8 películas muy nutritivas que alimentarán sus ávidas neuronas marketeras

películasLa mayor parte de gente va al cine para escabullirse durante un par de horas de la bellaquería y la rutina del mundo real, en particular de aquel que está estrechamente emparentado con el trabajo. Sin embargo, hay veces que las películas con las que pretendemos desconectar del trabajo terminan convirtiéndose en una fantástica fuente de inspiración laboral.

Mirándonos en el espejo del séptimo arte podemos aprender mucho de nosotros mismos y de nuestro devenir profesional. Si el marketing es su materia prima de trabajo, le recomendamos echar un vistazo a las inspiradoras películas que propone a continuación HubSpot:

1. La red social (2010)

La red social narra la emocionante historia de la plataforma que sacudió (y sigue sacudiendo) con fuerza las placas tectónicas del marketing digital: Facebook. Desde el punto de vista del marketing resulta fascinante observar los primeros y tambaleantes pasos de la famosa red social y los numerosos vaivenes que experimentaron sus fundadores para convertir su “criatura” en el titán que es hoy en día.

2. Moneyball (2o11)

Aunque centrada en el universo del béisbol, el argumento de Moneyball resulta de rabiosa actualidad para los marketeros.

El filme fija la mirada en los Oakland As, un equipo con recursos financieros extraordinariamente modestos que ficha a los jugadores más infravalorados y que con la inestimable ayuda de las estadísticas y los datos consigue maximizar el dinero invertido y convertirse en la envidia de sus rivales (que tienen paradójicamente las arcas mucho más llenas).

Moneyball demuestra que la intuición, la que ha gobernó durante años el béisbol y también el marketing, puede ser perfectamente reemplazada por los datos (si sabemos cómo extraer a estos el máximo jugo).

3. Up in the air (2009)

Ryan Bingham, el protagonista de Up in the air, trabaja para una consultora de recursos humanos que ayuda a otras empresas a realizar despidos y que “corta cabezas” casi sin despeinarse. Bingham, interpretado por George Clooney, es un hombre sin escrúpulos que está permanentemente viajando, no tiene domicilio fijo y cree que las relaciones humanas son totalmente huérfanas de valor.

Sin embargo, cuando Bingham inicia una relación informal con una mujer que, como él, está permanentemente subida a bordo de un avión y conoce a una nueva y joven colega de trabajo, comienza a cuestionar su radical filosofía de vida.

Up in the air nos recuerda que el trabajo duro y la dedicación es efectivamente el carburante para llegar a lo más alto (desde el punto de vista profesional). Sin embargo, los momentos más memorables son aquellos que giran en torno a los seres queridos y no al trabajo.

4. Steve Jobs (2015)

Steve Jobs, el hombre detrás de Apple, fue probablemente el marketero más visionario de la ultima mitad de siglo.

En la película autobiográfica Steve Jobs la singular personalidad del cofundador de Apple engulle toda la pantalla.

Aunque el filme da cuenta de los múltiples defectos del gurú de la empresa de la manzana (el cruel trato que dispensaba a sus subordinados, su afán por el “micromanaging” y su frialdad hacia sus seres queridos), es imposible no sentir algo de compasión por el bueno de Jobs.

La película da cuenta del profundísimo impacto de Apple en el mundo tal y como hoy lo conocemos.

5. Gracias por fumar (2005)

Nick Naylor, el protagonista de Gracias por fumar, es jefe de prensa de un poderoso lobby de la industria tabacalera y tiene un talento natural para persuadir.

El filme demuestra que acompañando un producto, incluso aquel más pernicioso, de las palabras adecuadas es posible convencer al consumidor de que éste resulta de verdad bueno para él y su propia salud.

Esa es la gran fortaleza y también la gran miseria del marketing: su extraordinario poder para manipular a las personas.

6. El fundador (2016)

El fundador posa los ojos en Ray Kroc, un vendedor de máquinas de batidos para restaurantes que descubre una pequeña hamburguesería en el sur de California y la termina convirtiendo en el emporio de comida rápida más grande del mundo: McDonald’s.

La firmeza y la determinación de Kroc consiguen catapultar a McDonald’s a lo más alto, pero el éxito es también en gran parte deudor de la  controvertida moral del hombre que mueve los hilos dentro de la compañía.

El fundador pone sobre la mesa un dilema al que se enfrentan muy a menudo los marketeros: el de ser absolutamente fieles a sus principios éticos o dejarlos aparcados para hacer realidad sus sueños (caiga quien caiga).

7. En busca de la felicidad (2006)

Chris Gardner (Will Smith) es un vendedor brillante y con talento. Sin embargo, su trabajo no le permite cubrir sus necesidades más básicas. Tanto es así que, incapaz de pagar el alquiler, terminan echándole de su piso en San Francisco, donde reside junto a su hijo de cinco años. Más tarde Gardner consigue unas prácticas no remuneradas en una correduría de bolsa y gracias a su ambición, su perseverancia y el amor de su hijo, termina conquistando el anhelado éxito.

8. La familia Jones (2009)

Los Jones son la familia perfecta. Son guapos, encantadores y parecen ser dueños de una vida absolutamente maravillosa. Todo en ellos resulta excesivamente pluscuamperfecto para ser cierto. Los Jones son un realidad un grupo de avispados vendedores que hacen uso de su arrolladora influencia para vender todo tipo de productos a la comunidad donde han decidido echar raíces. Esta película es en realidad una magnífica precursora del tan en boga influencer marketing.

Te recomendamos

#Highway2Sales

NH

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir