líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

9 cualidades que definen (sin excepción) al CMO del siglo XXI

cmoPara muchos la creatividad puede ser definida como el prisma a través del que cada uno de nosotros miramos el mundo. Un planteamiento que tranquiliza a aquellos que piensan que el auge de las nuevas tecnologías y el Big Data están poniendo en peligro nuestras capacidades creativas.

Lo cierto es que el marketing y la publicidad siempre han estado impulsados por los datos. Basta con echar un vistazo al recorrido de las grandes agencias tradicionales que han trabajado teniendo en cuenta todos los puntos de vista a su disposición. Lo único que ha cambiado con los años es el volumen de datos así como las preferencias y necesidades en los hábitos de compra de los consumidores.

Una reflexión que nos lleva a una interesante cuestión: ¿cuáles son las características que debe poseer en la actualidad un chief marketing officer? Vamos a ver algunas de ellas recogidas por cmo.com. ¿Se siente identificado?

1. Debe ser ingenioso

Un chief marketing officer (CMO) del siglo XXI tiene que pensar como un gerente de empresa ejecutando de forma precisa todas las estrategias para obtener beneficios. Siempre de forma creativa adaptándose a los recursos (en ocasiones limitados) de los que dispone.

Tareas para las que se requiere el ingenio con el que hacer funcionar como los engranajes de un reloj toda la maquinaria siempre desde un punto de vista creativo.

2. Debe crear espacios para la innovación

Un CMO no solo debe ser creativo sino que tiene que transmitir ese espíritu a su equipo. Hay que dedicar tiempo y espacio a la creatividad y la innovación, experimentar y perfeccionar ideas tanto a nivel individual como en grupo. La prueba y error es el único camino hacia el éxito que nos deja el mejor de los aprendizajes.

3. Trabaja con socios

El marketing y la publicidad han evolucionado hasta convertirse en auténticas industrias en las que se requieren cada vez un mayor número de profesionales. Un CMO no puede pretender abarcar todo el trabajo él solo. Debe fomentar la cooperación entre los distintos departamentos (derribemos de una vez por todas los silos) e incluir en su equipo profesionales de distintas disciplinas.

Hay que dejar atrás el individualismo y los triunfalismos personales para apostar por una suma de conocimientos.

4. El buen CMO rompe las reglas

Siempre hay que estar dispuesto a desafiar los convencionalismos establecidos y a preguntar no solo lo que no se sepa, sino también el motivo por el que se ha hecho algo de una determinada manera.

5. Sabe contar una historia

Los consumidores actuales quieren consumir experiencias por lo que tenemos que agencias y marcas tienen que convertirse en auténticos artistas del storytelling. Los datos por sí solos no son capaces de contar ninguna historia por lo que se requiere de mentes creativas que sepan moldearlos para elaborar un mensaje basado en las emociones con el que llegar al consumidor.

6. Empatiza con los consumidores

Los nuevos consumidores están mucho más informados, saben lo que quieren (comprar y no que les vendan) y no dudarán en acudir a otro sitio sino somos capaces de responder de forma satisfactoria sus necesidad.

Ya no vale lanzar mensajes y campañas sin recoger el feedback. La escucha activa del consumidor, especialmente a través de las redes sociales se ha convertido en el mejor de nuestros aliados. Póngase en los zapatos de sus consumidores.

7. Tiene que aprender de los datos

De nada sirve almacenar ingentes cantidades de datos si estos no son tratados para extraer conclusiones. Hay que dejar de intentar controlarlos todos y apostar por los que realmente son relevantes para poder aprender de ellos.

8. Mide el impacto de las campañas

Parece algo obvio pero son muchos los que aún se olvidan de esta parte. ¿De qué sirve realizar tantos esfuerzos si luego no realizamos una medición exhaustiva de todo el proceso? El resultado final ya no es lo único que cuenta.

9. Desarrolla y prueba hipótesis

El verdadero CMO se enfrenta a los datos con una única pregunta: ¿qué pasaría si…? Recuerde, prueba y error.

 

Marketeros, es el momento de meter la quinta marcha de la transformación digitalAnteriorSigueinteTwitter saca del horno (publicitario) las nuevas #stickers promocionadas

Noticias recomendadas