Marketing

El 93% de los hombres se siente molesto con la imagen que se da de ellos en la publicidad

El 93% de los hombres se siente molesto con la imagen que se da de ellos en la publicidadEl 93% de los hombres de 18 a 65 años afirma sentirse molesto con la imagen que da sobre ellos la publicidad.

Lo que más incomodidad les produce, además de la tensión por tener que ser un adonis, es el rol machista que la publicidad sigue otorgándoles.

Además, acusan una llamativa disonancia entre los valores que transmiten los hombres “de los anuncios” y los valores con los que se definen los hombres reales: ellos se perciben como comprometidos, familiares y sensibles mientras que la publicidad dice de ellos que son héroes, fuertes y perfectos.

Estos son algunos de los resultados que se desprenden del estudio realizado por la consultora de marketing EL DEPARTAMENTO para demostrar que la publicidad sigue anclada en estereotipos masculinos ya caducados con los que el hombre actual no se identifica.

Esta vez es la ficción la que supera (negativamente) a la realidad, porque tan solo el 13% cree que la fuerza le define como hombre, mientras que el 45% de los hombres se califica como “sensible”.

Prueba de esto es que los referentes masculinos ya son algo más que una simple inspiración estética.

Rafa Nadal, Pau Gasol, Jordi Évole, Iker Casillas, Dani Rovira o Jesús Calleja son los referentes con los que los hombres se identifican.

Esto indica que, aunque el deporte es y será un ámbito clave en el aspiracional masculino, definitivamente se abre paso a otras facetas tan diversas como el cine, la televisión o los viajes.

En este sentido, el estudio revela que la masculinidad es un concepto cada vez más amplio, diverso y sobre todo, creciente.

Pensar en hípsters, fofisanos o metrosexuales es quedarse únicamente con la punta del iceberg: el mero aspecto físico.

La masculinidad también es rebeldía, elegancia, inconformismo o creatividad.

Es por esto que emergen nuevos referentes de masculinidad que van más allá de lo tradicionalmente esperado.

Andreu Buenafuente, Diego Simeone, David Muñoz o incluso Pablo Alborán son ejemplos que personifican estos valores.

Valores diferentes, referentes distintos, masculinidades diversas… los hombres ya ni siquiera se identifican con el estereotipo de comprador sin personalidad que delega (el famoso “esto lo lleva mi mujer”) y se avergüenza de cuidarse o de incluso inspirarse en redes sociales a la hora de comprar moda.

Según este estudio, los hombres demandan mayor presencia masculina en la comunicación de sectores tradicionalmente asociados a las mujeres como alimentación, moda y cuidado personal.

Y es que, afortunadamente, el cambio masculino ya ha empezado, ¿a qué esperan las marcas para cambiar su publicidad?

El 93% de los hombres se siente molesto con la imagen que se da de ellos en la publicidad

Te recomendamos

Cannes

Mundial

JCDecaux

Katapult

Compartir