Marketing

A los anunciantes les salen "baratos" los datos personales de sus clientes

A los anunciantes les salen "baratos" los datos personales de sus clientesLos retazos de información personal que dejamos por el camino cuando navegamos por internet tienen muchísimo valor para los anunciantes. Sin embargo, lo cierto es que tal información personal, considerada de forma individual, tiene más bien precios de “saldo”.

Algunos datos aislados de información personal cuestan apenas unos céntimos. Para conocer, por ejemplo, el estado civil de un cliente, un anunciante tiene que pagar sólo un céntimo. Estar al tanto de su profesión no es mucho más caro: 2 céntimos.

Estos son al menos los precios que figuran en el listado de tarifas de la empresa estadounidense de tracking Rafleaf, que tiene en sus bases datos personales de más de mil millones de consumidores, informa Forbes.

Si bien la industria de la publicidad online generó en 2010 la friolera de 26.000 millones de dólares, la lista de precios de Rafleaf revela que determinados datos personales resultan verdaderamente “baratos” para los anunciantes. La edad, el género y el lugar de procedencia del consumidor son de hecho datos que se comercializan de manera totalmente gratuita.

Los perfiles personales integrados por varias piezas individuales de información puede acabar costando, eso sí, un buen puñado de céntimos. No en vano, empresas como Rafleaf ganan millones de dólares al año con los datos que recopilan y que venden después a los anunciantes.

Data Pricing From Rapleaf

Te recomendamos

México

2boca2

podcast

A3media

Compartir