Marketing

ALQUILER DE LISTAS: 2 PRINCIPIOS PARA ASEGURAR EL ÉXITO

Los profesionales del marketing recurren a veces al alquiler de ficheros de email para mejorar las cifras de negocio. Aprovechando al máximo las posibilidades de esta modalidad el profesional del marketing tendrá en su mano una herramienta adicional de adquisición de clientes, que puede cuantificarse a través de las ventas generadas por ella.

Si bien hasta el momento el alquiler de listas alcanzaba precios demasiado elevados y el conocimiento sobre sus posibilidades y prestaciones era bastante limitado, actualmente la lógica de mercado ha puesto las cosas en su sitio y el alquiler de listas ha alcanzado su edad madura. Los costes de alquiler son equiparables a los resultados que pueda ofrecer una lista y se encuentran en el mercado listas y ficheros de marca de mayor calidad.

En este contexto, hay dos principios a tener en cuenta que permitirán a cualquier profesional del marketing alcanzar el éxito mediante listas alquiladas. En primer lugar hay que contar con un plan bien elaborado; la planificación es la base del potencial de éxito del alquiler de listas. Hay que definir la audiencia objetivo, los objetivos de respuesta y de la campaña y el mecanismo de seguimiento de los resultados.

El segundo principio para el éxito consiste en alcanzar la audiencia adecuada. Si se cuenta con un perfil definido de clientes, el universo de la lista, compuesto por millones de entradas, puede restringirse para identificar tan sólo a los clientes adecuados para recibir la oferta. Los agentes y empresas de marketing pueden ser de ayuda en esta tarea, pues manejan diariamente el universo del email. Existen ficheros de email selectivos para toda clase de ofertas, que permiten dirigirse de forma inmediata a usuarios finales sensibles.

Si los profesionales del marketing aprovechan bien las posibilidades de esta modalidad de adquisición de datos, pueden beneficiarse ampliamente del marketing multicanal.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir