Marketing

Así entiende (o eso intenta) Donald Trump el marketing político

Así entiende (o eso intenta) Donald Trump el marketing político

El próximo 8 de noviembre de 2016 Estados Unidos celebrará las que serán sus 58ª elecciones presidenciales que supondrán la despedida del actual presidente Barack Obama. Aunque aún faltan varios meses para que los estadounidenses acudan a las urnas, la carrera presidencial con las primarias se encuentra en su punto álgido.

Ahora la carrera hacia la Casa Blanca enfila su recta final con dos claros favoritos. Hablamos de Hillary Clinton, candidata del Partido Demócrata (se disputa la elección con una de las sorpresas, Bernie Sanders) y el polémico pre-candidato del Partido Republicano: Donald Trump.

Hoy queremos poner el foco precisamente en Trump que prácticamente no hay día que no consiga protagonizar alguna polémica u ofender a algún colectivo. El político y empresario no tiene pelos en la lengua y asegura erigirse como la única opción válida para llevar a Estados Unidos al lugar que merece. Basta con echar un vistazo a su lema de campaña: “Make America Great Again!”

Una lucha hacia la Casa Blanca en la que su discurso está abanderado bajo el machismo y la xenofobia. Grandes cabeceras como The Washington Post o The New York Times han hecho saltar las alarmas desde hace meses pronosticando que si Trump se convierte en presidente serán los estadounidenses los que pierdan.

Para mal o para bien lo cierto es que ha conseguido despertar un interés mediático como pocas veces hemos visto con un candidato a la presidencia. Sus campañas publicitarias parecen multiplicarse y cada vez suben más el tono de su pensamiento racista. Vamos a ver cómo ha ido evolucionando.

La precampaña electoral arrancaba en febrero de este año en los estados de Iowa y New Hampshire. Con motivo de la apertura el equipo de Trump lanzaba su primera campaña para televisión en la que la inmigración ilegal y su opinión al respecto son los protagonistas.

Como dato cabe destacar que el objetivo de Trump con esta campaña es el de construir un muro en la frontera sur de Estados Unidos para evitar que los mexicanos entren en el país. Puede que su retrógrada y xenófoba visión le impidiesen a él y su equipo a darse cuenta de que estaban utilizando imágenes de Marruecos en vez de México.

La xenofobia se ha convertido en la tónica de su discurso y en prácticamente la base con la que solucionará todos los problemas que según él tiene Estados Unidos actualmente.

Aunque su ascenso parece imparable y más después de la retirada de Ted Cruz, al que muchos habían denominado ya como la última esperanza del Partido Republicano, cada vez son más las voces que se muestran críticas contra la ofensiva verborrea de Trump.

Un ejemplo lo encontramos en la campaña realizada por la Coalition for Humane Immigrant Rights of Los Angeles (CHIRLA), para responder a las continuas y ofensivas declaraciones del político.

Algunas grandes marcas como Coca-Cola no han dudado en mostrarse contrarias a su pensamiento e ideología política. La compañía lanzó la campaña que le mostramos a continuación en la que se recoge el orgullo de ser latino:

Univisión, NBC Universal o Televisa son algunas de las marcas y empresas que han decidido romper su relación comercial con Trump o algunos de sus negocios debido a su discurso.

Lo que queda claro es que Donald Trump puede presumir de ser uno de las grandes figuras cuando se trata de hablar de marketing político. Aunque muchos de sus comentarios generen polémica y puedan parecer ofensivos, lo cierto es que recogen el sentir de una parte importante de la conservadora sociedad estadounidense que le está haciendo crecer como la espuma.

Y todo a pesar de sus muchos errores que parecen no tener importancia para sus votantes y que tienen una fe ciega en sus palabras.

Como ya hemos dicho, para o bien o para mal, estamos ante uno de los grandes exponentes del marketing político que sabe lo que sus votantes quieren oír. Su confianza en sí mismo parece no debilitarse en ningún momento y es que no estamos ante un novato ante las cámaras.

¿Llegará Donald Trump a convertirse en el próximo presidente de los Estados Unidos? La respuesta solo la tienen los estadounidenses. Eso sí, su caso será estudiado como ejemplo de marketing político.

Te recomendamos

Energy Sistem

School

Podcast

BTMB18

Compartir