líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Así es como el big data y la estimulación están transformando el marketing

Antes, los anunciantes que buscaban cómo identificar a un consumidor objetivo invertían millones en cazarlo en el momento adecuado, en el lugar adecuado y con el mensaje adecuado. Las probabilidades de éxito eran similares a las de ganar la lotería y era realmente difícil saber qué poseías hasta que no tenías los resultados delante de los ojos.

Pero con la era digital esto ha cambiado. Bueno, realmente no tanto. Se identifica un mercado objetivo, se bombardea con banners, vídeos y tuits y, si la respuesta es favorable, se bombardea aún más.

Los medios se han transformado, mientras que el marketing se ha quedado atrás. Ahora hay más lugares en los que poner una parte del presupuesto, pero el proceso de toma de decisiones sigue siendo el mismo: se desarrolla un caso teórico, se prueba en el mercado y, si va bien, se hace más.

Ahora, es posible evitar el derroche de dinero en la publicidad digital, aunque no muchos lo hacen. Segmentando al consumidor adecuado en el momento adecuado, el lugar adecuado y el mensaje adecuado se puede sacar el mayor partido a un presupuesto de marketing. Pero para ello hay que dejar de pensar en targets y pensar en redes de consumidores.

El proceso de compra, más que un camino guiado, parece la marcha de un borracho. Por eso es importante pensar en escenarios de posibilidades y ponerlos a prueba virtualmente para aprender de estos modelos a un coste prácticamente inexistente. En la era de la información, ya no es necesario creer, sino que vale con imaginar, probar y observar. Es la esencia del marketing basado en estimulaciones de big data, que se puede soñar a lo grande, probar las ideas más locas, alterarlas y hacerlas realidad.

 

Las 4 reglas del marketing de nueva hornadaAnteriorSigueinteTodo sobre el diseño web adaptativo, en 60 segundos

Noticias recomendadas