Marketing

El consumidor percibe el entretenimiento como una necesidad vital

Atención marketeros: sin un "chute" de entretenimiento el consumidor siente que se muere

El 83% de los consumidores considera que el entretenimiento es una necesidad absolutamente vital, según un reciente estudio de Havas Group.

entretenimientoLa manera en que el consumidor se aproxima al entretenimiento ha cambiado sustancialmente en los últimos tiempos. De hecho, el consumo de entretenimiento ha acabado metamorfoseándose en una necesidad vital (equiparable incluso a la salud) para el consumidor. Así lo concluye al menos un reciente estudio de Havas Group.

Para llevar a cabo su informe Havas Group fijó la mirada en 17.411 personas de más de 13 años en 37 países diferentes poniendo particularmente el acento en los denominados “prosumers”.

De acuerdo con la investigación emprendida por Havas Group, el consumidor ha dejado de endosar al entretenimiento la etiqueta de superficial. De hecho, el 83% de los consumidores considera que el entretenimiento es, de hecho, una necesidad vital. En un estudio anterior llevado a cabo por Havas el porcentaje de consumidores que confesaban prestar mucha atención a su propia salud era paradójicamente (y quizás también escandalosamente) bastante menor: de un 54%.

Seis de cada diez “prosumers” confiesan que no pueden sentarse si no es para consumir algún tipo de contenido, mientras que el 56% sacrificaría sus horas de sueño con tal de “maratonear” su serie favorita.

Casi el 25% de los consumidores no tiene prurito alguno en reconocer que no puede vivir sin Netflix (aun cuando no tuviera conocimiento alguno de esta marca hace cinco o seis años).

“La era digital ha revolucionado por completo el universo del entretenimiento”, subraya Yannick Bolloré, CEO de Havas Group. “La gente coloca ahora el entrenamiento en el centro de su existencia en lugar de relegarla a la periferia de su propia vida”, enfatiza.

Y cuanto más entretenimiento consume la gente, mayor es su apetito por este tipo de contenido. De hecho, seis de cada diez “prosumers” desea que los sistemas educacionales y los entornos labores sean notablemente más entretenidos. Y más de una tercera parte dice lo mismo de los hospitales y de las residencias de ancianos.

Afortunadamente lo que el consumidor contempla como entretenimiento no es necesariamente estúpido y vacío de sesera. Casi nueve de cada diez “prosumers” consideran que el entretenimiento debería empoderar y educar al espectador.

El entretenimiento de alto impacto “necesita educar, empoderar y proporcionar a las personas las herramientas necesarias para crear mejores versiones de sí mismas”, señala Marianne Hurstel, director global de estrategia de Havas Creative.

“Casi la mitad de los ‘prosumers’ estarían dispuestos a pagar más por contenido de naturaleza empoderadora”, destaca Hurstel.

Te recomendamos

FOA Madrid 2020

Hootsuite

Outbrain

Xandr

Compartir