líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Los principales cambios del sector de la automoción, en Automotive Innovation Lab

MarketingImagen del vídeo de presentación de Automotive Innovation Lab

Automotive Innovation Lab presenta su estudio

Los principales cambios del sector de la automoción, en Automotive Innovation Lab

Automotive Innovation Lab ha compartido los principales cambios en la relación de los consumidores con los automóviles.

El sector de la automoción está viviendo una gran revolución entre electrificación, digitalización y el e-commerce. Los cambios en el comportamiento de los consumidores a raíz del coronavirus también han dejado su huella en el mundo automovilístico.

Por eso precisamente Shackleton decidió que era el momento de impulsar el Automotive Innovation Lab. Se trata de un espacio de investigación, reflexión, debate y análisis sobre el sector de la automoción a escala internacional. En él también han participado Accenture Interactive, Atresmedia, Automobile Barcelona, Droga5, Google, Grupo Antolín, IESE, RACC y SEAT.

«Es un espacio colaborativo, con visiones diversas que enriquecen el proyecto, además de aportar un aprendizaje personal valioso», ha asegurado Joaquim Ramis, Automotive Marketing Lead de Shackleton.

«Creo que la diferencia clave del el Automotive Innovation Lab es su mirada poliédrica», ha destacado, por su parte, Pablo Alzugaray, CEO de Shackleton. «No es la industria de los coches hablando de la industria de los coches, sino el futuro de los coches y la movilidad, visto desde diferentes perspectivas. La perspectiva de los conductores, la de la tecnología, seguridad vial, la información, la comunicación y, por supuesto, la de los fabricantes», ha continuado explicando.

Así ha cambiado la relación de las personas con los coches y la automoción, según el Automotive Innovation Lab

El estudio que han presentado durante el lanzamiento de esta iniciativa se ha enfocado en 2.000 entrevistas en Alemania, España, Francia, Italia y Reino Unido. Se desarrollará cada dos años, permitiendo comparar los cambios y la evolución de esos comportamientos con el transcurso del tiempo.

Entre las diferentes conclusiones, encontramos que hay una relación más profunda de las personas con sus coches. La mayor sensación fragilidad por la crisis sanitaria ha llevado a que el automóvil se haya convertido en un refugio seguro para escapar de las restricciones. Esto significa que la parte emocional ha ganado protagonismo frente a la más racional y utilitaria.

Por otro lado, el coronavirus ha creado una tensión entre los beneficios de poseer un coche y las preocupaciones del impacto ambiental. La gente busca más insistentemente, las opciones de conducción sin culpa que unan las necesidades personales frente a las ambientales. Un 46% dice que la COVID-19 le ha vuelto más consciente de la necesidad de la sostenibilidad.

En cuanto a reducir el impacto, los encuestados consideran el coche eléctrico como la mejor solución, tal y como afirma el 68% de los españoles. Casi la mitad de la población europea (44%) aspira a tener uno, y de ellos el 45% prevé comprarlo en los próximos tres años.

Miquel Roca, Joaquim Ramis, Jose Miguel Garcia Guirado, Jason Lusty, Ainhoa Arbizu, Pablo Alzugaray, David Santamaría, Jorge Álvarez-Naveiro y Steffen Becker

Asimismo, los encuestados afirman que quieren mantener los nuevos hábitos de movilidad adquiridos durante la pandemia. El 55% ha incorporado el hábito de caminar y el 40% ha incrementado el uso de la bicicleta por tratarse de opciones de movilidad saludables.

Mucha gente está considerando comenzar una nueva forma de vivir más equilibrada fomentada por el trabajo en remoto. De hecho, un 38% de europeos está pensando en moverse del centro de la ciudad a áreas suburbanas o rurales. En relación con esto, el coche se vincula a la «independencia». El 60% valora más tener acceso ahora un coche propio que antes de la pandemia.

La idea de ser propietario de un coche se ha reforzado, y se ha detectado que será una tendencia al alza durante los próximos años. Un 47% de los europeos, que antes de la pandemia decían que no necesitaban un coche, prefieren tenerlo ahora y el 70% no se imagina su vida sin él.

VIPS se marca una divertida sobremesa a lo C. Tangana para lanzar sus nuevas ensaladasAnteriorSigueinteRon Brugal celebra el valor de la amistad con su spot "Tus amigos te dan la vida"

Noticias recomendadas