líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Big Data, ¿problema o solución?

En la actualidad, los consumidores se caracterizan por su mayor nivel de fragmentación y por su adquisición de poder en la toma de decisiones.

Hace varios años, la comunicación de las empresas con sus clientes era meramente direccional, sin embargo, internet, con su arsenal de herramientas, ha contribuido a crear una comunicación bidireccional en la que el usuario es parte activa del proceso, que ahora más que nunca, gira en torno a él y en torno a sus modos de consumir.

No sólo tienen más poder de decisión, sino que cuenta con más información para tomar esas decisiones, lo que se ha transformado en un arma temida por las marcas. Sin embargo, las empresas también cuentan con la información como gran aliado. Este aliado perfecto es el Big Data, que se vuelve especialmente útil cuando se encuentra en el terreno de los social media.

A pesar de las ventajas obvias, el Big Data como solución también ha generado algunos problemas. Éste ha traído un volumen ingente de información que se multiplica exponencialmente a cada segundo y que se convierte en un quebradero de cabeza si no se sabe cómo y qué herramientas utilizar para analizarlo. La clave está en conocer la manera de aprovecharlo al máximo para objetivos específicos porque, salta a la vista, sacar partido a toda la información disponible es literalmente imposible.

Las estrategias de marketing desarrolladas a partir del análisis del consumidor deben, por tanto, ser un reflejo del conocimiento adquirido sobre el comportamiento de los clientes y de la adaptación de una marca a esos comportamientos. De nada sirve la información analizada –con el esfuerzo que conlleva- si después no se utiliza de la manera correcta.

 

700 participantes, 5.000 espectadores online y cientos en redes sociales: las cifras del éxito del PublifestivalAnteriorSigueinte25 apetecibles ejemplos de packaging de tabletas de chocolate

Noticias recomendadas