Marketing

Branding y packaging, dos grandes aliados para mejorar la confianza del consumidor actual

A día de hoy, el debate sobre la calidad y seguridad alimentaria está más vivo que nunca. La elección de los alimentos es un tema que preocupa (y mucho) a los consumidores, que cada vez prestan más atención a factores como el lugar de procedencia y los ingredientes de los productos que añaden a su cesta de la compra.

En un mercado cada vez más saturado y competitivo, las marcas dependen de la confianza del consumidor para poder sobrevivir. Pero la confianza no es algo que se gane de un día para otro. Las empresas deben esforzarse día a día en conseguirla y para ello, se necesita paciencia y una gran dosis de responsabilidad.

Recientemente, la consultora estadounidense C Space dio a conocer un interesante estudio que profundiza en los aspectos que más preocupan al consumidor actual.

Según Alan Moskowitz, director de C Space, “en el mercado actual, los consumidores dedican cada vez  más tiempo a elegir los productos que quieren comprar y las marcas que más se ajustan a sus preferencias”.

consumidor

En el último año, los hábitos de consumo del 42% de consumidores estadounidenses han cambiado. Pero esto no implica necesariamente que confíen más en los alimentos que se llevan a casa. Solo el 2% de ellos confiesa confiar ciegamente en los productos de sus marcas favoritas.

“Teniendo en cuenta la velocidad con la que se transmite información, la confianza en una marca puede aumentar o disminuir muy rápidamente entre los consumidores. Para las marcas, es imprescindible estar cerca de sus clientes para estar al día de sus hábitos de consumo y colaborar estrechamente con ellos en el desarrollo de nuevos productos y envases que ayuden a mantener su confianza” afirma Moskowitz.

En este sentido, el packaging juega un importante papel. Se trata de una de las mejores herramientas que las marcas tienen a su disposición para lograr adaptarse al constante cambio en las necesidades y deseos de sus clientes. La clave del éxito en este ámbito es, sin duda, diseñar para gustar.

Jugar con los colores, las formas y los materiales de los envases ayuda a destacar información relevante. Y es que a la hora de hacer la compra, los consumidores no solo se guían por la marca, sino que el 76% de ellos comprueba los ingredientes y un 51% presta atención al lugar de procedencia de los consumidores.

La frescura de sus ingredientes, su riqueza nutricional y la calidad de los productos son solo algunos de los aspectos más importantes a tener en cuenta.

Si desea conocer más información sobre los hábitos de consumo y confianza del consumidor actual, no pierda detalle de la siguiente infografía.
consumidor0

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir