líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Así puede conseguir el Brexit que el turismo en España sea más que

MarketingUna furgoneta amarilla de juguete sobre la arena de la playa

Global Blue analiza el impacto del Brexit en España

Así puede conseguir el Brexit que el turismo en España sea más que "sol y playa"

Ana Mora

Escrito por Ana Mora

Esta es la oportunidad del Brexit que tienen que aprovechar las empresas para conseguir que el turismo británico traiga beneficios.

España recibe anualmente a 18 millones de británicos, un turismo que ha sido siempre imprescindible para la economía del país. Sin embargo, este siempre ha estado asociado al conocido turismo de sol y playa. La situación podría cambiar después del Brexit, puesto que los residentes de Reino Unido pueden comprar libre de impuestos en la Unión Europea, a excepción de Canarias.

Este cambio provoca que 6 de cada 10 turistas de este país estén dispuestos a gastarse en compras un 50% más en sus viajes por suelo comunitario. Así lo afirma el informe ‘El Brexit y España como destino de compras’, de Global Blue.

España tiene la oportunidad de posicionarse como destino de compras para estos viajeros. De hecho, aun en el contexto actual, casi un 30% de turistas británicos planea viajar este verano. España es su destino preferido frente a Grecia, Portugal, Italia o Francia.

En este sentido, será clave la comunicación, pues aún casi un 60% de estos turistas desconoce que puede recuperar el IVA de sus compras, que suelen centrarse en ropa y complementos (71%), perfumería y cosmética (47%) y vino y alcohol (45%).

También será importante captar a los turistas británicos acomodados, que representan uno de cada tres entre aquellos que viajarán estas vacaciones y que cuentan con un presupuesto vacacional en compras de más de 1.200 euros.

España debe apostar por el turismo de compras

Todo ello configura la necesidad de abordar una nueva estrategia de promoción de España entre los británicos como destino de shopping. Así, más allá de los habituales destinos de costa que suelen elegir, tendrán otras opciones.

Esto se vuelve importante sobre todo si se tiene en cuenta que su ticket medio por acto de compra en lo que llevamos de 2021 se sitúa en 1.745 euros.

No obstante, este gasto no solo es atribuible al turista británico, sino también al residente en este país, es decir, a los españoles que viven allí. Para ellos, sus desplazamientos a España son, desde este año, también un viaje de compras al poder beneficiarse de la devolución del IVA. Esta ventaja la pueden aprovechar para la adquisición de ciertos productos de alto importe que les sale más económicos que comprarlos en suelo británico.

Además de los viajeros británicos y los españoles residentes en aquel país, España tiene también una oportunidad para crecer en turismo de calidad con los viajeros de largo recorrido. Esto se debe a que la salida de Reino Unido de la Unión Europea deja fuera a este mercado del círculo virtuoso de compras que genera el ‘tax free’.

Al no poder optar a la devolución del IVA, una parte de estos viajeros, con un potencial de gasto de 1.500 millones de euros, podrían derivar su shopping a otros destinos. Para mejorar esta cifra, España debe afrontar cuestiones pendientes como agilizar la expedición de visados, potenciar las conexiones aéreas y la promoción digital y en destino.

«Llevamos más de 50 años pensando en el turista británico en términos de sol y playa, pero el Brexit ha generado la oportunidad de desarrollar turismo de compras también con ellos, al beneficiarse de la devolución del IVA», afirma Luis Llorca, Country Manager de Global Blue España.

Temas

Brexit

 

OMD Worldwide lidera el ranking de agencias de mediosAnteriorSigueinteIEBS estima que la demanda de profesionales en Business Intelligence crecerá un 54% hasta 2030

Contenido patrocinado