Marketing

A cambio de la personalización la Generación Z sacrifica su privacidad

A cambio de contenido personalizado la Generación Z perdona a las marcas su "fisgoneo"

Ávida de contenido personalizado, a la Generación Z no le preocupa tanto como a generaciones anteriores que las marcas hagan un uso espurio de sus datos personales.

generación zLa Generación Z, a la que están adscritos los jóvenes con edades comprendidas entre los 15 y los 22 años, bebe los vientos por la personalización y con tal de ser agasajada con contenidos personalizados está más dispuesta a renunciar a pequeños pedacitos de su propia privacidad.

Según un reciente estudio de la consultora Cognizant, el 55% de los centennials invierte más de cinco horas al día en el smartphone de sus amores. Y en los dispositivos móviles la Generación Z demanda la posibilidad de interactuar con el contenido con el que se topan allí sus ojos. El 45% desea tener la oportunidad de controlar a su antojo el contenido de una película o un programa de televisión en su teléfono inteligente.

Más allá de exigir interactividad en los contenidos que consumen, los centennials quieren asimismo que tales contenidos estén ungidos con el don de la personalización.

El 38% de los jóvenes que por su edad pueden ser englobados en la Generación Z prefiere que los anuncios online que salen a su encuentro en la red de redes echen directamente raíces en su historial de navegación y en sus preferencias de entretenimiento.

A la Generación Z no le quita tanto el sueño su privacidad como a las generaciones precedentes

Con una actitud mucho más laxa que generaciones anteriores en torno a su propia privacidad, el 32% de los centennials no expresa preocupación alguna por la posibilidad de que las empresas utilicen eventualmente sus datos personales, lo que vuelca en internet, de manera nociva.

Por otra parte, los influencers tienen un impacto más que notable en el comportamiento de compra de la Generación Z. Casi una cuarta parte de los centennials admite que las “celebrities” nacidas al calor de los social media son quienes influyen de manera más determinante en sus decisiones de compra.

Aun así, el tradicional boca a boca continúa siendo clave en las decisiones de compra de la Generación Z. De hecho, el 47% de los centennials reconoce que quienes tienen más peso en sus decisiones de compra son sus amigos y familiares.

Al haber crecido prácticamente a los pechos de los smartphones y las redes sociales, la Generación Z es profundamente dependiente de la red de redes y sus múltiples prodigios. El 38% de los centennials confiesa sufrir estrés cuando no puede acceder a internet. Y el 73% de las chicas y el 62% de los chicos admiten sentirse “muy tensos” si su teléfono móvil deja de funcionar.

Te recomendamos

Outbrain

Somos quiero

A3media

T2O

Compartir