Marketing

La amenaza independentista aumenta la “fuga” de marcas de Cataluña

Cataluña no es "país" para marcas: 58 firmas menos en el primer trimestre del año

La decidida apuesta de la Generalitat de Cataluña y de su presidente, Carles Puigdemont por el proceso de independencia ya comienza a dejarse notar y no solo en la opinión pública.

Y es que, aunque para muchos se trate de una cuestión de identidad, lo cierto es que sus consecuencias van mucho más allá y podrían ser no solo perjudiciales para Cataluña sino también para toda España.

La imposición de un impuesto arancelario a los productos catalanes, en caso de producirse su salida de España y la Unión Europea, afectaría de manera significativa al mercado nacional que es comprador de un tercio de lo producido por compañías catalanas y que se traducen en 54.000 millones de euros.

Es por ello que, una bajada de las ventas en Cataluña como país extranjero podría suponer pérdidas de 20.900 millones de euros anuales en beneficios empresariales, debido a las mayores trabas en el comercio que afectarían también al empleo, a los salarios y a las pensiones que se reducirían en un 27%.

Con Cataluña aportando el 19% del PIB nacional, es decir, unos 204.000 millones de euros, representa, sin duda, una región de gran importancia económica para España.

Sin embargo, estas cifras podrían reducirse de manera notable, sobre todo a raíz de la tan comentada fuga de empresas de la comunidad ante una posible y temida independencia y que ya es una realidad.

Mientras el Gobierno nacional calcula que el PIB catalán se reduciría un 19% en caso de la desconexión, la Generalitat es más optimista fijando esta cifra en entre un 1% y un 2%.

De hecho, en el primer trimestre del año, Cataluña ha perdido un total de 58 marcas mientras que Madrid ha ganado 49.

Así, los datos parecen obviar una tendencia cada vez más latente, la decisión de muchas marcas de trasladarse a la capital española para evitar el posible impacto de la salida de Cataluña.

Desde el año 2014 lleva produciéndose este traslado de compañías como NH Hoteles España, Abertis, Siemens, Mondelez o Gas Natural a las que se une, más recientemente, Naturhouse.

Mientras que otras, como la compañía de congelados y precocinados Maheso, han optado por desprenderse del negocio vendiéndolo.

Asimismo, ya suenan como candidatas para unirse a la “fuga” marcas tan importantes como Pronovias, Planeta o Almirall aunque, como Telefónica, La Caixa, Danone, Nestlé o Seat, se muestran más cautas y, de momento, no han movido ficha a pesar de haber expresado la inviabilidad de sus negocios en una hipotética Cataluña independiente.

También Casa Tarradellas, Girbau, Benito Urban o Bonpreu no ponen reparos a los planes de la Generalitat mientras Freixenet cree que solo se trata "de una amenaza".

Este artículo ha sido modificado. En una versión anterior se mencionaba que el presidente de Nupa, antes Nutrexpa, se mostraba a favor de la independencia de Cataluña. Estas afirmaciones no son ciertas y así han sido desmentidas a MarketingDirecto.com en declaraciones desde la compañía.

Te recomendamos

A3

ADN

Navidad

Recopilatorio

Enamorando

Compartir