líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

CÓMO INVERTIR INTELIGENTEMENTE EN ALMACENAMIENTO DE DATOS

Las continuas novedades que aparecen para la gestión y almacenamiento de datos son una tentación para cualquier profesional de este área, sobre todo si logra convencer a su empresa de que contribuirán al mejor aprovechamiento de la información en la compañía. Sin embargo, ninguna solución innovadora es la panacea y muchas veces adquirir e implantar la última herramienta del mercado no mejora necesariamente la rentabilidad de los datos.

Bill Goodman, experto en implantación de soluciones informáticas en Visual Insights, ofreció algunos consejos al respecto en la DCI Customer Relationship Management Conference & Exposition celebrada en Boston el pasado verano:

– Fije sus necesidades. Si sabe exactamente lo que necesita será más difícil que compre soluciones poco apropiadas. Haga como las buenas amas de casa: lleve siempre a la compra una lista de lo que le hace falta.
– Intente probar todas las soluciones que pueda. Pero, póngase siempre un límite de tiempo para hacerlo. Es muy sensato testar in situ aquello que va a adquirir y la mayoría de los suministradores le facilitarán una versión demo de sus productos para ayudarle, pero debe fijar una fecha límite para tomar la decisión final.
– Identifique a quien va a tomar la decisión final sobre la adquisición. Es muy útil la opinión de todos los que vayan a trabajar con la aplicación, pero recuerde que normalmente es el director del departamento de informática quien tiene la última palabra y su puesto puede incluso depender del éxito de la compra.
– Evalúe la infraestructura de que dispone. El tipo de plataforma, aplicaciones y bases de datos que utiliza ya actualmente determinará las soluciones de datawarehouse que puede implantar.
– Tenga en cuenta sus recursos para la implantación de la nueva solución. Deberá prever cuánto tardará en poder utilizarla y si necesitará contratar a alguien que se ocupe de su manejo y mantenimiento o puede emplear para ello a un empleado de la empresa. Planifique también una posible formación para que el personal que trabaje con ella aprenda a utilizarla.
– Escoja un producto que se adapte a las futuras necesidades de su empresa y pueda admitir módulos complementarios. Pero no base la compra en las promesas de los fabricantes sobre actualizaciones y nuevas versiones. Piense que lo que va a comprar no es la revolucionaria solución que el fabricante tendrá lista en 2005 sino lo que ofrece actualmente al mercado.

Si aun así no consigue tomar una decisión, siga el consejo de Goodman: decida cuáles son las tres mejores opciones y luego fíjese en el soporte que puede darle el vendedor, tenga en cuenta sus compras anteriores con él –en caso de que ya haya adquirido otros productos suyos-, si es una solución que distribuya desde hace poco o con la que ya tenga una experiencia como vendedor, si vende también otros productos que puedan integrarse con su herramienta de almacenaje de datos… Puede llamar al teléfono de atención al cliente y comprobar cómo responderán en caso de que tenga algún problema. Y averigüe qué aplicaciones utilizan sus colegas o su competencia y escuche lo que dicen de ellas, pero tenga en cuenta que pueden no ser muy objetivos.

NUEVOS DIRECTORES DE MARKETING Y VENTAS EN WANADOOAnteriorSigueinteAOL RECORTA UN 15% SU PERSONAL EN MARKETING ONLINE

Noticias recomendadas