Marketing

Aprovechando al máximo el poder del color

Cómo utilizar el poder del color para fortalecer su estrategia de marca

El poder del color es inconmensurable y está detrás de una gran parte de las decisiones de compra de un producto. ¿Cómo aprovechar al máximo su poder?

colorEl color es poderoso, pues influye en el comportamiento y en las emociones humanas. Puede amplificar o arruinar por completo una estrategia de marketing. Según un reciente estudio del CCI: Institute for Color Research, el 92,6% de las personas consideran el color como el factor más importante a la hora de comprar un producto.

De hecho, este mismo estudio demuestra que las decisiones tomadas de forma subconsciente sobre los productos se ven influidas exclusivamente por el color entre un 62% y un 90% de las ocasiones. ¿Cómo utilizar la fuerza del color para fortalecer la estrategia de marca e incrementar las ventas? Estos son los consejos que ofrece Ross Kimbarovsky, fundador y CEO de Startup Foundry, en Adweek.com.

1- Asegurarse de que el color y la audiencia se corresponden

Los marketeros utilizan los colores para ofrecer determinadas emociones a sus consumidores. Aunque cada persona percibe los colores de forma diferente, la mayoría reaccionan al mismo de forma similar. Por ejemplo, el negro suele transmitir elegancia, sofisticación y formalidad.

Muchas marcas cometen el error de centrarse tan solo en las percepciones generales del color. En este sentido, muchas marcas financieras escogen el azul por transmitir cualidades como la confianza o la lealtad. Pero las investigaciones demuestran que anticiparse a las reacciones de la audiencia y su relación con la marca es más importante que el color que se utilice.

Se debe comprender cómo el color (entre otros aspectos de diseño) influye sobre el comportamiento del consumidor. Un consumidor tan solo responderá favorablemente cuando el color sea adecuado para la marca y el negocio. Lo más importante es escoger colores que acentúen la personalidad de la marca o de los productos.

Esta es la razón de que Apple limite al máximo los colores en los que fabrica sus iPhones. Sabe que utilizar un tono equivocado arruinará su estrategia de marca. Del mismo modo, Heinz se dio cuenta de que su “EZ Squirt”, el ketchup de diferentes colores, a pesar de tener un interés temprano, fue dejado rápidamente en el olvido. Por ello, dejó de producirlos después de seis años en el mercado.

2- Asegurarse de que el color se corresponde con el canal de marketing escogido

Los colores pueden amplificar el marketing, pero también oscurecerlo. Los investigadores demuestran que el 42% de las señales y de los anuncios se leen cuando se utiliza el color, en lugar de simplemente el blanco y negro.

Asimismo, las investigaciones señalan que los consumidores están más dispuestos a volver a una tienda retail si se utilizan colores azules. Asimismo, el color rosa causa que el sistema endocrino se desacelere y los músculos se relajen. Esta es la razón de que sea el color escogido para varios productos dirigidos a calmar problemas, como los de higiene femenina o los antiácidos.

3- Dejar que los colores incrementen la conversión

Los marketeros inteligentes utilizan los colores para incrementar las conversiones y los ratios de clics en sus landing pages, diferenciando los botones de llamada a la acción o los links. Pero lo que puede ser el éxito para una compañía puede ser desastroso para otra. Tan solo un test A/B podrá demostrar hasta qué punto es eficaz la combinación de colores escogida.

Pero el principal consejo es que exista una intención o un propósito detrás de cada elección. Y, además de ello, no ser aburrido.

 

Te recomendamos

Energy Sistem

School

Podcast

BTMB18

Compartir