líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

¿Compartir o no compartir? Esa es la cuestión para la industria marketera

homer 300Los datos se han convertido en la información más valiosa para la industria marketera y a su vez en el objeto de deseo de los hackers. Sin embargo, las compañías no solo deben preocuparse de estos ataques de seguridad sino que ahora ya comienzan a debatir sobre las mejores maneras de mantener sus datos seguros y alejados de las garras de otros países e incluso sus competidores.

Muchas compañías ya están poniendo en marcha sistemas para prevenir este tipo de ataques. Jerri DeVard, senior VP-chief marketing officer en DT Corp. asegura que su proveedor de seguridad envía emails a sus empleados que son una imitación de aquellos que pueden suponer una amenaza para comprobar quién clica en ellos.

Incluso han pensado en probar un sistema que advierta al empleado cuando clica en un link poco fiable y es que asegura que de esta manera «aprenderán a ser extremadamente cuidadosos al clicar en algo» y entre otras medidas también destaca la limitación en el acceso a información altamente sensible .

John Costello, presidente de global marketing e innovación en Dunkin’ Brands asegura que su compañía ataca regularmente sus sistema de seguridad desde el exterior de manera que se mantiene a la empresa en una constante actualización ante la «cada vez mayor sofisticación de los criminales».

Uno de los ejemplos de mayor seguridad es la compañía Walmart denominada «el búnker de los datos» y es que no ha recibido ningún ataque o por lo menos nadie ha conseguido llegar a su inmenso archivo de datos.

Muchos han sido los rumores de robo de datos entre el gobierno chino y el estadounidense sin embargo, pocos han sido los casos de compañías que atacan a otras. Unilever fue acusada de espiar a Procter & Gamble así como SAP de descargar archivos de datos de Oracle o el caso más reciente de Ashley Madison.

Incluso son muchos los que advierten del peligro de compartir datos voluntariamente «Si estamos tratando de alcanzar mejoras en la industria necesitamos compartir datos pero si es parte de medir el ROI del marketing o del desarrollo de un producto no los compartimos», asegura Costello.

Ante esta oleada de amenzas, son muchas las empresas que han creado sus propios departamentos de programación con el objetivo de evitar el traspaso de sus datos a compañías rivales. Incluso el amurallado Walmart ha cambiado sus políticas de protección de datos de manera que ha reducido la cantidad de datos de ventas que comparte con proveedores y sindicatos.

Así los datos se han convertido en el objeto más preciado de las compañías y están dispuestas a defenderlo a capa y espada no solo ante los hackers sino ante los nuevos atacantes, sus competidores.

 

XVII edición Premios a la Eficacia: ¿Qué hay detrás de estos galardones?AnteriorSigueintePepsi "se cuela" en la Shangai Fashion Week

Noticias recomendadas