líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Los marketeros admiten que respetar los datos del cliente es vital para ganarse su confianza

La confianza del cliente no se gana siendo un "ave de rapiña" con sus datos (y las marcas lo saben)

Esther Lastra

Escrito por Esther Lastra

El 51% de los marketeros dice haberse marcado como prioridad respetar los datos personales que el consumidor pone voluntariamente en sus manos.

datosLa lealtad de cliente es un bien perseguido con muchísimo denuedo por parte de las marcas. Pero, ¿qué exactamente al lealtad del cliente? Según un reciente estudio de CMO Council y Cheetah Digital, el 24% de los CMOs define la lealtad del cliente como «el establecimiento de un nivel de confianza y conexión que une de manera inextricable a los clientes a largo plazo de una compañía con la cultura y los propios atributos de su marca».

Y para levantar los cimientos de la confianza entre marcas y clientes es absolutamente prioritario que las marcas se comprometan a respetar de verdad (y no meramente de boquilla) la privacidad y los datos de los segundos.

Parece que las marcas tienen interiorizada al 100% esta realidad, puesto que el 51% de los marketeros dice haberse marcado como prioridad respetar los datos personales que el consumidor pone voluntariamente en sus manos.

Un porcentaje igualmente elevado de marketeros (el 49%) dice tomarse la molestia de comunicarse de manera personalizada con el cliente (para honrar así de alguna maneras los datos que éste le ha cedido previamente).

Para los marketeros el respeto de los datos personales del cliente es una prioridad

El 44% de los marketeros se esfuerza asimismo por enarbolar la bandera de la transparencia en la recopilación y el almacenamiento de datos personales del cliente.

En esta misma línea el 43% de los profesionales del marketing intenta que las promesas realizadas al cliente se cumplan a lo largo de todo el «funnel».

El 41% de los marketeros utiliza asimismo los datos del cliente para aprovisionar de valor a todas las «brand experiences».

Un porcentaje sensiblemente menor, el 27% de los marketeros, es capaz de entonar el «mea culpa» cuando las «brand experiences» que llegan a ojos del cliente no satisfacen adecuadamente las expectativas del consumidor.

Menor aún es la proporción de marketeros que entiende a la perfección la definición que endilga el cliente al concepto de «inquietante» (en su comunicación con las marcas).

Una buena manera de obtener datos del cliente y asimismo de fidelizarlo son, por otra parte, los programas de fidelización. No en vano, los consumidores adheridos a programas de fidelización no solo compran más sino que lo hacen también con mayor frecuencia (43%) que el resto.

 

Havas Barcelona suma talento digitalAnteriorSigueinteEsta hermosa historia de amor con Renault a bordo logrará acelerar su corazón

Contenido patrocinado