líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

La confianza del consumidor se estanca: La euforia desequilibrada da paso a la calma

MarketingUna persona sosteniendo un ramo de flores

Kantar lanza un nuevo 'Informe Perspectivas del Consumidor'

La confianza del consumidor se estanca: La euforia desequilibrada da paso a la calma

Ana Mora

Escrito por Ana Mora

La confianza del consumidor vuelve a su cauce después de la euforia a raíz del regreso del ocio, pero con perspectivas positivas.

La apertura de las actividades relacionadas con el ocio ha traído consigo la euforia y una recuperación de la confianza del consumidor. Sin embargo, esa mejora, al igual que rápida, se ha producido de una forma desequilibrada. Esos malabarismos han conducido a que ahora esté en una situación de estancamiento.

El parón se debe también al descenso de los ingresos de gran parte de los consumidores y a una economía mundial que avanza con pasos de plomo.  Así lo señala la tercera edición del ‘Informe Perspectivas del Consumidor’ realizado por Kantar.

El Índice de Comportamiento es resultado de la valoración de la situación económica propia y del país, la valoración del momento de consumo y las perspectivas económicas a 6 meses. En el tercer período de 2021 se muestra una leve inflexión respecto al segundo trimestre y baja un punto, hasta el -5,5%. No obstante, no hay cambios significativos en otros indicadores, por lo que desde Kantar afirman que se ha superado el temido efecto de la quinta ola respecto a la confianza del consumidor.

Dentro del índice solo hay un indicador en positivo, y es el de la valoración de la situación económica del hogar. Se sitúa en un 45%, lo que significa que ha bajado 6 puntos. La previsión de la economía doméstica, que estaba a las puertas de abandonar el negativo, ha descendido otros 6 puntos, llegando a -7%.

Por otro lado, la situación del país, que suele ser el indicador peor valorado, mejora 3 puntos y se sitúa en el -49%.

La perspectiva ante el consumo da ligeros pasos hacia la normalidad

La actitud de los españoles ante el consumo indica también un retorno a la normalidad. Hay un leve descenso de los que creen que se puede mantener el consumo, un 67%, y un leve incremento de los que piensan que se debe reducir, un 25%.

En general, la valoración del momento para comprar productos y servicios ha bajado 4 puntos respecto al trimestre anterior. Excepto en el caso del ocio, el hogar, los pequeños electrodomésticos y la ropa que aumentan ligeramente, todos los productos empeoran su valoración.

La emoción inicial con el ocio ha dejado paso a la estabilización. Salir al cine o a cenar se mantiene prácticamente igual, pero cae casi 6 puntos la intención de viajar los fines de semana y 4 puntos hacer largas vacaciones o un crucero.

«Los buenos datos de la pandemia y el fin de prácticamente todas las restricciones excepto el uso de la mascarilla en espacios interiores hace prever que la actitud de los consumidores siga mejorando en los próximos meses, o al menos se mantenga estable, especialmente en aquellos sectores más afectados por la crisis de la COVID», afirma Teresa de Ledesma, directora asociada de marketing de la división de Insights de Kantar.

 

Hyundai está en estado de buena esperanza en este spot (y lo que lleva en el vientre es la neutralidad de carbono)AnteriorSigueinteLa industria marketera se ufana de ser inclusiva, pero no es oro todo lo que reluce

Contenido patrocinado