líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

De consumidor a activista y tiro porque me da la causa: El camino de las marcas hacia 2030

MarketingUna mano en primer plano y una cara con la máscara de V de Vendetta detrás

Las marcas tendrán que ser activistas para 2030

De consumidor a activista y tiro porque me da la causa: El camino de las marcas hacia 2030

Para poder conquistar al consumidor, la marca debería contribuir a la lucha por las causas que preocupan al ahora cliente activista.

Se podría considerar que los consumidores son activistas actualmente, dado el alto compromiso social y medioambiental. Para que las marcas cuenten con un público fiel, estas deben estar activas y ser partícipes de las causas que consideren que se ajustan a sus valores y a los del activista.

La tecnología y la inteligencia serán también fundamentales en esa lucha por conquistar al consumidor. Sin embargo, esta deberá ser inclusiva y estar reforzada por un equilibrio tanto humano como artificial, ofreciendo a cada uno su razón de ser.

La tecnología proporcionará nuevas formas de comunicarse y se utilizará de forma cada vez más innovadora. No obstante, el factor humano juega un papel imprescindible en el camino hacia 2030. Tanto, que podríamos ver un etiquetado de productos indicando si algo ha sido producido por un robot o por un humano, puesto que esta diferencia podría convertirse en factor clave en la elección de los consumidores.

Esa es una de las conclusiones del estudio ‘The never before. Consumer Vision 2030: the age of inclusive intelligence’. Este ha sido presentado en The eshow Barcelona por dentsu Barcelona y Carat Barcelona.

Se ha basado en entrevistas en profundidad a 20 futuristas, académicos, autores y expertos; una encuesta a consumidores de más de 20 países y una extensa investigación y análisis de casos. Este muestra un recorrido a 2030 marcado no solo por las tendencias concretas, sino por una nueva forma de convivencia y comportamientos sociales.

Las actitudes de las marcas en los compromisos influirán en el consumidor-activista

Los cambios harán que las firmas deban replantearse el modo en el que interactúan con sus consumidores. Aparte, indica los puntos clave que deben tener en cuenta para comprender los cambios de hábitos y de expectativas.

Si en 2010 había que satisfacer las necesidades del consumidor, ahora mismo es mejor considerar al cliente como activista. Se debe a que son guiados por una amplia gama de causas en su toma de decisiones, desde el cambio climático hasta la privacidad de los datos y las nuevas definiciones de identidad.

Las actitudes de las marcas hacia la sostenibilidad, los derechos de las minorías y la problemática urbana definirán a una marca y darán a los consumidores un nuevo sentimiento de pertenencia e identidad.

«Hemos querido entender los cambios que el consumidor y la sociedad están sufriendo a raíz de la crisis de la COVID-19 y cómo las marcas y las compañías debemos replantearnos la forma en la que interactuamos con ellos, aprovechando las ventajas que nos trae de la mayor aceleración digital y tecnológica de nuestra historia», ha afirmado Roger Sendra, Managing Director & Strategy Lead de dentsu Barcelona, durante su intervención en la presentación.

Por su parte, Eduardo Amiel, Managing Director de Carat Barcelona, ha destacado que «la inteligencia inclusiva debe ser una cualidad fundamental de todas las marcas; una forma de ser, de convivir, de interactuar».

dentsu carat
Eduard Amiel y Roger Sendra

Temas

Carat

 

"Trabajamos para ser una compañía clave en la transición energética", M. L. de la Peña (Naturgy)AnteriorSigueinteHay que pasar ya, de las buenas ideas a las buenas acciones

Noticias recomendadas