Marketing

Cuando los cupones de descuento se "depilan"

Cuando los cupones de descuento se "depilan"Los cupones de descuento son una herramienta “marketera” con muchos años sobre sus espaldas, pero con mucho potencial si a la tradición se le añade algo de creatividad. Esto es precisamente lo que ha hecho el salón canadiense de depilación Fuzz Wax Bar en nueva campaña para promover sus servicios.

Ni corta ni perezosa, Fuzz Wax Bar cogió a un hombre como conejillo de indias, cubrió su cuerpo de bandas depilatorias que hacían también las veces de cupones de descuento y lo lanzó a las calles para que los transeúntes acabaran con el “trabajo sucio” de arrancar las tiras.

Con su cuerpo totalmente cubierto de bandas de cera depilatoria, el hombre se paseó por las calles pidiendo a la gente que tiraran de las tiras para terminar de hacerle la cera. Haciéndolo, los transeúntes no sólo ayudaban al hombre a librarse de las bandas depilatorias sino que obtenían también un cupón de un 25% de descuento en el salón Fuzz Wax Bar. Además, podían comprobar in situ y con sus propios ojos lo efectivo del servicio de depilación ofrecido por Fuzz Wax Bar.

Aunque bastante dolorosa para el protagonista, esta campaña demostró sin lugar a dudas ser una manera única y divertida de dar a conocer el salón de depilación Fuzz Wax Bar gracias a la sorprendente vuelta de tuerca que le da al uso de los tradicionales cupones de descuento.

Te recomendamos

#Highway2Sales

NH

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir