Marketing

Cómo dejar de ser el eslabón perdido de la industria marketera

cadenaMucho se ha hablado en este 2016 del papel que ocupan los datos en el nuevo papel del marketing.

Y es que, la posibilidad de conocer de manera precisa al público y de dirigirse a él con mensajes adecuados ha transformado por completo las rutinas de trabajo y también los resultados de las campañas.

Hasta ahora, la publicidad ha jugado el papel de intermediario en el mundo marketero en vez de ser una solución en sí misma. La reinvención del sector pasa por las nuevas formas de entender, cuantificar y registrar la jornada del consumidor.

Los medios tienen ahora la capacidad de enfrentarse a los retos del consumidor directamente y no solo de optimizar los mensajes que se lanzan.

La creación de contenido y experiencia a lo largo de toda la jornada del consumidor lidera esta evolución del sector pero todavía queda mucho por ver como el desarrollo de la realidad virtual y la inteligencia artificial que tendrán un verdadero impacto en la satisfacción directa de las necesidades del consumidor y la performance de las acciones.

La industria publicitaria ha pasado de estar centrada en las campañas y anuncios para pasar a basar su actividad en un modelo de negocio de servicios y esto implica una nueva mentalidad.

Es necesario contar con una visión general comercial de las rutinas de los consumidores pero identificando las necesidades de especialización en cada paso.

Solo así se podrá pensar actuar y generar confianza como nuevos socios y no solo como un eslabón más en la cadena de producción como proveedores de publicidad.

Para poder alcanzar esta nueva visión de la industria es necesaria una remodelación de las estructuras organizativas, del liderazgo y de las necesidades de unas nuevas habilidades de negocio para agencias y clientes y, hacerlo de manera global y conjunta centrada en la creación de valor para el consumidor.

Y hablando de consumidores, es vital comenzar a reconsiderar la relación que se establece con ellos y, sobre todo, con sus datos. Cuanto más personalizados sean los servicios crece la exigencia de transparencia y colaboración sobre la información personal de los usuarios.

El camino no tiene vuelta atrás, la industria se dirige hacia un modelo de agencia basado en la planificación colectiva con una oferta de servicios integral y cohesionada orientado a establecer engagement con los consumidores.

Todo esto exige nuevas técnicas y habilidades que los marketeros deberían incorporar a sus equipos si no quieren perder su puesto en el nuevo panorama marketero.

Te recomendamos

Cannes

Mundial

Regalos Ecology

Experiencias

Atresmedia

Compartir