Marketing

Del storytelling al story-doing: si quiere triunfar no diga, haga

saltoA estas alturas seguro que ya ha oído hablar del story doing, el sucesor del storytelling que ya ha llegado para quedarse.

Y es que, hasta ahora, las marcas se obsesionaban con contra su historia a los consumidores a través de narrativas sólidas y atractivas.

Sin embargo, todo eso ya ha quedado atrás y lo que se pide ahora a las marcas es que se dejen de tanta palabrería y comiencen a hacer cosas.

Pero el story doing no es algo nuevo, de hecho, es quizá la forma publicitaria más antigua, anterior a la televisión.

¿Un ejemplo? La guía Michelin creada en 1900 con el objetivo de vender más ejemplares y que hoy en día es el elemento más representativo de la marca, un auténtico story doing.

Hoy en día, la decadencia de los medios como soporte, ha hecho recuperar este tipo de prácticas como ya hicieron Red Bull y O2 al hacer posible el salto de Félix Baumgartner desde la estratosfera y que fue generó más de 40 millones de visitas.

Estos dos ejemplos, cada uno de su tiempo, tienen algo en común: ninguno de los dos se trata de storytelling, no cuentan nada porque ambas iniciativas son en sí mismas la historia de marca.

Es necesario así, comenzar a redefinir los papeles y las nuevas habilidades necesarias de los profesionales de la industria pues, si antes lo importante de una marca era su manera de comunicarse, en la actualidad a garantía de éxito se llama engagement. Por lo tanto, si quiere triunfar, no diga, haga.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir