Marketing

Detrás de las etiquetas de precios hay mucha ciencia (y a veces también mucha "mala leche")

preciosSe habrá percatado de ello en múltiples ocasiones durante sus visitas al supermercado. ¿Por qué el 9 es el número mágico en los precios de tantos productos? ¿Por qué un bote de champú cuesta 3,99 euros y no 4 euros?

Que el número 9 se tan omnipresente en los supermercados y casi todos los retailers en general no obedece de ningún modo a la casualidad sino más bien a la ciencia. Según un estudio llevado a cabo en su día por la Universidad de Chicago y el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), el 9 es efectivamente el número mágico en el universo del retail. ¿Por qué? Al parecer porque tiene el poder de animar a la gente a comprar cosas que quizás con otro precio no comprarían (básicamente porque no las necesitan).

Otro truco del que se valen a menudo los retailers en sus estrategias de “pricing” es el de eliminar el signo del dólar o del euro en las etiquetas de precios. Sin la compañía de este incómodo signo, el consumidor percibe como más baratos los productos que se le ofertan.

En el fascinante (y a menudo engañoso) universo del “pricing” el tamaño importa, vaya que sí importa. Los precios escritos en tipografías pequeñas y discretas obran el milagro de ser percibidos como más ventajosos por parte del consumidor.

A veces los retailers echan también mano de otra estratagema para llevar a su terreno al consumidor: la de ofrecer hasta tres versiones diferentes de un mismo producto con distintos precios. Si ofrecemos, por ejemplo, al consumidor una cerveza en oferta por 1,80 euros, una segunda cerveza premium por 2,50 euros y una tercera super premium por 3,40 euros, éste se decantará casi con toda seguridad por la segunda o la tercera opción.

Si quiere conocer más detalles sobre el “pricing” y sus triquiñuelas, no deje de echar un vistazo a esta infografía de Blog Growth:

pricing

Te recomendamos

#Highway2Sales

NH

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir