Marketing

Dime dónde vives y adivinaré tu cesta de la compra

Estamos de vacaciones y es hora de hacer la compra. ¡Sorpresa! A pesar de que el supermercado que visitamos es del mismo grupo al que solemos ir cuando estamos en casa, este tiene más variedad de productos. En efecto, alguien ya ha elegido por nosotros la oferta. Esto quiere decir que nuestra libertad a la hora de elegir no es tan grande como creemos y, yendo aún más lejos, puede que la salud de tu alimentación varíe según tu ciudad. Estas decisiones, ajenas a ti, influyen, además de en la variedad de productos, en sus los precios, la toxicidad de los productos de limpieza y la localización de estos en el supermercado.

Todo lo que hay detrás de una bolsa de manzanas

Se han realizado numerosas investigaciones que señalan que el geomarketing es el mejor aliado en el sector Retail. Con un target cada vez más informado, las empresas luchan por adaptar sus productos al máximo y satisfacer así la demanda del consumidor. Sin embargo, el geomarketing se extrapola a diferentes sectores. Uno de los más consolidados y eficaces a nivel global es el geomarketing en el sector de la alimentación y bebidas.

A todos nos ha llegado ese día en el que, durante nuestra compra rutinaria, no hemos encontrado nuestras patatas favoritas en su sitio. Buscamos, preguntamos, pero no, no las han cambiado, ya no volverán a nuestro supermercado. O aquella bayeta inteligente de tu prima, que compra en tu mismo súper, pero de otro barrio, y tú nunca la has visto en el tuyo. No es solo cuestión de precios, stock o logística. Es mucho más, es todo lo común de tu zona; edad, gastos medios en ese supermercado, tasa de natalidad de la zona, nivel socioeconómico, gustos... todo ello al alcance de la mano con la localización inteligente.

Carritos a la derecha, ofertas a la derecha

El éxito de estas técnicas de geomarketing se traduce en los datos arrojados por la Federación española de Industrias de la Alimentación y Bebidas (FIAB) en los que, en 2015, la industria de alimentación se posicionó como el sector de mayor facturación en el panorama nacional. Se ingresaron más de 93.000 millones de euros, lo que supone entre un 3 y un 5 % más que el año anterior.

Técnicas que se basan en la utilización de los datos obtenidos mediante el geomarketing para decidir la ubicación de los productos.

¿Qué coloco en cada estantería? ¿ofertas a la altura de los ojos? Es por todo esto, por lo que las ofertas suelen estar en las estanterías a la altura de los ojos y a la derecha, dirección a la que tienden a desplazarse los carritos. Datos muy valiosos para los responsables del establecimiento, no solo juego con la ventaja de mi producto sino con la ventaja de un vasto conocimiento de mi consumidor potencial. A los resultados ofrecidos por la FIAB, se le suma el nuevo informe Market Trends de Nielsen 2016 analizado por el Observatorio Español del Mercado del Vino (OeMv). Este informe concluyó que la venta de los productos de gran consumo experimentó un crecimiento de 2,7% respecto a 2015. El mercado de bebidas fue el que obtuvo un mayor crecimiento, 3,7%, seguido del sector de la alimentación, 2,8%.

Además, el poder conocer a una comunidad geográfica determinada, aumenta las probabilidades de éxito de mis lanzamientos. Una zona rural, con un 80% dedicado al sector primario y un gasto medio de X al mes en el sector alimenticio, deberá tener ofertas diferentes a las de mi supermercado de Ibiza. Con todos estos datos, es fácil predecir un comportamiento predeterminado, el margen de error es menor y las promociones más acertadas. Por lo tanto, las ventajas del geomarketing auguran un futuro muy prometedor a este sector.

Nota de prensa.

Te recomendamos

A3

ADN

Navidad

Recopilatorio

Enamorando

Compartir