líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Discúlpese...o pierda a sus clientes

¿Por qué les cuesta tanto a las empresas pedir disculpas? Llegado el momento, piden disculpas a sus clientes, pero muchas lo hacen mal. ¿Por qué, si no, el cliente parece no querer aceptar sus disculpas?

A la hora de pedir disculpas al cliente hay dos errores básicos y ambos tienen que ver con el hecho de no asumir la responsabilidad por haber cometido un error.

El primer error tiene lugar cuando la empresa comienza a disculparse con el cliente de la siguiente forma: “Lamento que se sintiera así”. Aunque suena a priori como una disculpa, esta fórmula es en realidad un eufemismo para decir: “Se ha sentido mal, pero no es mi problema”.

Disculpas genuinas son, en cambio, las siguientes: “Lamento que no pudiéramos resolver su problema correctamente” o “Lamento que no pudiera resolver su problema”. En la disculpas con el cliente hay que utilizar la primera persona del singular o del plural, subraya Erika Andersen en Forbes.

El segundo error se comete cuando la empresa que pide disculpas al cliente comienza explicando a éste las acciones que ha emprendido para solucionar el problema. A los oídos del cliente que recibe la “supuesta” disculpa, este tipo de explicaciones suenan como una respuesta a la defensiva. Lo primero debe ser siempre asumir la responsabilidad por el error cometido y después ofrecer alternativas al cliente para subsanar el fallo.

Los 10 vídeos más populares de YouTube de todos los tiemposAnteriorSigueinteLas crisis bursátiles no tienen por qué significar crisis en publicidad

Noticias recomendadas