líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

MarketingImagen promocional de la campaña en la que el IED apuesta por el talento joven en cuanto a diseño

IED llama al talento creativo para reconstruir la realidad

Cómo el diseño puede servir para reinventar este mundo distópico tras la pandemia

El Instituto Europeo di Design (IED) ha apostado en su nueva campaña por los diseñadores jóvenes y la creatividad como formas de reconstruir el mundo que va a quedar una vez que la crisis del coronavirus se haya relajado.

Una pandemia asola el planeta y la humanidad se ve obligada a llevar mascarilla, a estar encerrada en casa durante meses y a olvidar el contacto físico, que sale perdiendo en esta realidad en la que las pantallas se han convertido en la máxima expresión de cercanía. Desde 2020 parece que vivimos en una ficción, en un mundo que va a tener que ser reconstruido, según indican desde el Instituto Europeo di Design (IED).

En su nueva campaña, “El mundo necesita ser rediseñado ahora”, IED destaca que los diseñadores pueden contribuir a reinventar la nueva era postpandemia. Desde este plan de acción, centrado sobre todo en el plano digital, el Instituto Europeo di Design apuesta por impulsar a las nuevas generaciones del diseño y las habilidades que desarrollan en su paso por las aulas de esta escuela.

Se trata, en definitiva, de una invitación a creativos que sean capaces de repensar procesos, sistemas, servicios y productos para dar con soluciones novedosas e innovadoras que faciliten el día a día cuando la crisis sanitaria causada por el coronavirus esté más calmada.

Nos encontramos en un momento de incertidumbre y de pausa, en el que la actividad frenética ha quedado un poco de lado y en el que tenemos más tiempo para la reflexión y la innovación. Como entidad educativa especializada en diseño, el IED es consciente de que hay un escenario idóneo para construir la realidad que está por venir.

La herramienta y arma secreta que defienden fervientemente para estar ardua tarea es la creatividad, esa capacidad alojada en el hemisferio derecho, junto a la pasión y las sensaciones. Desde el IED la apuntan como “el motor necesario para cambiar el mundo”.

“El resto es grande, pero la oportunidad es única. Por eso, es el momento de los diseñadores. El diseño nace de la unión de la creatividad, la observación y las sensaciones: tres pilares básicos para mejorar la vida de las personas. Necesitamos diseñadores que reconecten el mundo y sus formas de entender la sociedad: nuevos servicios, negocios y formas de comunicación”, indican desde el Instituto.

IEBS amplía la convocatoria Becas en Femenino para frenar el aumento de mujeres en paroAnteriorSigueinteAntonio Otero, nuevo Growth Director de Manifiesto

Noticias recomendadas