Marketing

Así lo indica un estudio realizado por Crowdland

El 80% de los proyectos de marketing de los próximos meses será desarrollado de forma digital

El confinamiento y el teletrabajo han impulsado una transformación digital muy necesaria para el sector, aunque la falta de herramientas y medios aún provoque diversos problemas

Digital

El confinamiento, acompañado inevitablemente del teletrabajo, han sido medidas impuestas que han resultado clave para frenar la expansión del coronavirus, y que han tenido otros efectos colaterales para el mundo empresarial, por ejemplo, acelerando las dinámicas internas de digitalización de procesos. En este sentido, uno de los sectores que más ha experimentado este cambio de tendencia ha sido el del marketing, tal y como constata un estudio elaborado por la agencia Crowdland, que ha encuestado a diversos profesionales del sector. El convencimiento mayoritario gira en torno a la creencia de que el 80% de los proyectos desarrollados en los próximos meses serán fundamentalmente digitales.

El estudio se basa en las opiniones de más de un centenar de directivos y profesionales del marketing, provenientes de agencias creativas, de medios, consultoras, pymes, startups y grandes empresas para analizar la influencia del coronavirus, la crisis sanitaria, y todo lo relacionado en la industria del marketing. A partir de aquí, busca identificar las claves que marcarán el futuro del desarrollo de proyectos digitales, para detectar oportunidades de mejora en su gestión.

Parece que la crisis actual está conduciendo de forma imparable a un nuevo paradigma, a una verdadera transformación digital en todos los ámbitos, y las organizaciones apuestan cada vez más por acciones en redes sociales, desarrollo de contenidos digitales, plataformas web y proyectos de e-commerce para adaptarse a sus nuevas necesidades.

“El confinamiento ha provocado que pymes y empresas se hayan volcado en generar nuevos modelos de negocio eminentemente digitales, por lo que se han embarcado en el desarrollo de páginas web y proyectos de e-commerce, en usar las redes sociales para comunicarse con sus clientes y en desarrollar contenidos para nutrir a las plataformas de entretenimiento online, cuyo uso se ha disparado en los últimos meses”, explica Koldo Ugarte, Head of Business de Crowdland.

Retomando el aspecto del desarrollo de proyectos digitales, durante este periodo la falta de adaptación a las herramientas colaborativas para el trabajo en remoto ha hecho que un 64% de los consultados haya tenido que invertir más horas de las inicialmente previstas, y que muchos proyectos se hayan retrasado en su finalización. Además, han surgido otras dificultades, como la existencia de excesivos interlocutores técnicos, que ha derivado en malos procesos comunicativos (45%), y una planificación mal dimensionada, y alejada de la realidad (32%).

“Como consecuencia de estas complicaciones, que desde Crowdland consideramos oportunidades de mejora de cara al futuro, es muy frecuente que en proyectos vinculados al desarrollo de plataformas web o aplicaciones móviles sea necesario incorporar demasiados cambios o modificar las funcionalidades del producto después de su lanzamiento”, explica Ugarte, algo que reconocen un 40% de los profesionales encuestados para la elaboración del estudio.

A todo esto, aunque más del 75% de los encuestados está satisfecho con los resultados obtenidos en esos proyectos digitales, otro 25% considera que el esfuerzo empleado ha sido demasiado grande en comparación con los resultados. Además, para el 40% de los profesionales, todos los contratiempos como los retrasos, el exceso de horas dedicadas, o los malos ajustes de funcionamiento y organización provocan en ellos una sensación de satisfacción incompleta, empañada a pesar de tratarse de una tarea que les apasiona y que consideran una tendencia de futuro clarísima.

En definitiva, en dos meses, el coronavirus ha logrado hacer realidad esa transformación digital, que ha sido el campo de batalla de los CEO y los CTO durante muchos años. Para Crowdland, la situación forzada por la crisis ha puesto de manifiesto que el futuro del marketing tecnológico debe avanzar hacia una gestión de proyectos digitales más optimizada, apoyada en herramientas profesionalizadas que favorezcan una planificación más realista, definiendo menos interlocutores para mantener una comunicación más eficaz, y prestando una especial atención a la experiencia de usuario desde el inicio para garantizar un resultado que convenza y satisfaga tanto a los desarrolladores como a las marcas y a los usuarios finales.

Te recomendamos

Eficacia

SrBurns

Criteo

Captain Wallet

Compartir