Marketing

El Big Data está bien, pero la intuición sigue funcionando

Para Andrew McAfee, director de investigación del M.I.T. Center for Digital Business, el big data será "el próximo gran capítulo de nuestra historia empresarial". Erik Brynjolfsson, profesor y director del M.I.T. añadió que conseguirá "remplazar ideas, paradigmas, organizaciones y formas de pensar acerca del mundo".

Unas afirmaciones que se asientan sobre la premisa de que los datos como la navegación web, las señales de sensores, el rastreo de GPS o los mensajes en redes sociales podrán abrir la puerta a una medición y monitorización de personas y máquinas que no se ha visto nunca antes. Así se lograría predecir de una forma única comportamientos de todo tipo, desde las próximas compras hasta la decisión de voto.

El resultado será un mundo más inteligente y eficiente. Pero el big data todavía requiere una profunda reflexión más allá de todo el entusiasmo que genera.

Un modelo matemático, igual que una metáfora, es una simplificación. Y en la aplicación del big data este modelo se relaciona con un montón de comportamientos, intereses y preferencias humanas. “Te puedes engañar a ti mismo con los datos más que de ninguna otra forma. Temo la llegada de una burbuja del big data”, afirmaba la directora de ciencia de Media6Degrees Claudia Perlich. Una burbuja que no consiste tanto en la formación y destrucción de grandes compañías en este terreno, sino por la cantidad de gente que empezará a denominarse a sí misma “científico de datos” que hagan un trabajo pobre por el desconocimiento que existe todavía en torno a esta materia.

Por otro lado, el big data encierra una serie de cuestiones éticas que afectarán a la sociedad. “Los modelos no sólo predicen, sino que hacen que ocurran cosas. De eso no se suele hablar en nuestro campo”, afirmó Rachel Schutt, estadista senior de Google Research. Así, los modelos pueden crear lo que los científicos llaman un “loop de comportamiento”, es decir, que una persona alimente datos, recogidos por un algoritmo que presenta las elecciones del usuario dirigiendo así el comportamiento.

Por eso, es importante que los científicos que están trabajando sobre el big data entiendan también los límites y las deficiencias del big data, ya que escuchar lo que dicen todos estos datos es importante, pero también lo sigue siendo la experiencia y la intuición. Y es que no hay que olvidar que la intuición no es más que un montón de datos de todo tipo filtrados a través del cerebro humano y no de un modelo matemático.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir