Marketing

Cómo optimizar la práctica del buzoneo

El buzoneo y la tecnología

Una efectiva campaña de buzoneo debe estudiar adecuadamente el target, apoyarse en las tecnologías pertinentes y ser sostenible.

Seguro que si salimos a la calle a preguntar a la gente sobre qué adjetivos les vienen a la cabeza al pensar en un canal publicitario como el buzoneo, uno de los más repetidos será "tradicional". Es cierto que los buzones se convirtieron ya en algo más o menos cotidiano a principios del siglo XVII, pero actualmente el sector del buzoneo tiene muy poco que ver con lo tradicional. Es más, se trata de uno de los canales donde la tecnología ha tenido mayor influencia últimamente.

Evidentemente, una gran parte de esta tecnología tiene que ver con el diseño y la producción de folletos, pero si nos centramos en la propia práctica del buzoneo, la tecnología es uno de los factores con más relevancia en la actualidad. Pensemos en una campaña de buzoneo masiva, llevada a cabo sin tener en cuenta el público al que se dirige y sin establecer segmentaciones en función del estilo de vida, hábitos de compra, nivel económico, etc.: en ningún caso será lo óptimo y además será poco sostenible y provocará un gasto excesivo. De cara a maximizar los resultados mientras se minimiza la inversión, expertos en buzoneo como Geobuzón apoyan la planificación de sus campañas de buzoneo a través del llamado smart data y a través del geomarketing: la aplicación de inteligencia de marketing y de negocio a diferentes bases de datos con información geográfica y socioeconómica.

Así, gracias a una segmentación elaborada y mejorada a lo largo de los años, es posible conocer en qué sectores de población tendrá mayor o menor éxito una campaña de buzoneo. Esta segmentación y estudio previos nos permiten saber de manera anticipada cuál será la tasa aproximada de éxito de una campaña, distribuyendo el esfuerzo en función de los resultados que el cliente desee conseguir por cada sector de población o área geográfica.

Buzoneo y sostenibilidad

La tecnología tiene mucho que ver con la sostenibilidad. Aunque la idea de que la publicidad basada en el uso de papel no es sostenible es una concepción falsa (ya que la industria del papel es una de las más sostenibles que existen actualmente), es evidente que cuanto menos papel se produzca, mejor será para el medio ambiente. Hay que tener en cuenta que la producción de papel no solo implica el procesamiento de material vegetal, sino que, como casi toda la industria, conlleva una serie de costes en términos de huella de agua y huella de carbono. Por no hablar de lo que implica el propio transporte de los folletos.

De acuerdo con esto, reducir es tan importante como reciclar, o incluso más relevante aún. En este sentido, la tecnología de Geobuzón contribuye a la optimización no solo en términos económicos, sino también ambientales. A través de la optimización del número de folletos a entregar por sector, conseguiremos que solamente se diseñen, impriman y transporten las cantidades adecuadas.

Tecnología propia de Mediapost

Para llevar a cabo campañas de buzoneo óptimas, Geobuzón se apoya tanto en herramientas y desarrollos propios como en la tecnología de Quantic. Quantic es la unidad de negocio de Mediapost especializada en smart data, analítica de CRM y geomarketing. El geomarketing combina el geoposicionamiento con el marketing para analizar y extraer conclusiones en forma de inteligencia de negocio en función de la localización espacial de los puntos de venta y de los clientes.

Combinando la experiencia adquirida por Geobuzón a lo largo de los años con la alta capacidad de Quantic en lo que respecta a este tipo de disciplinas, resulta fácil llevar a cabo la planificación de campañas de buzoneo optimizadas para el mejor resultado posible.

Nota de prensa

Te recomendamos

Cannes

Outbrain

FOA

rakuten

Compartir