Marketing

EL BUZZ MARKETING ES EFICAZ PERO TIENE SUS RIESGOS

El buzz marketing consiste en reclutar voluntarios para que prueben algún producto y luego hablen de su experiencia a la gente con la que conviven normalmente. Según un artículo publicado por la Wharton School, de la universidad de Pennsylvania, cuyo contenido recoge El Periódico de la Publicidad, la tendencia actual es a crear una estructura alrededor de esta práctica e intentar medir su eficacia a través de dos tipos de personas: los influyentes o los conectores.

Los primeros son personas que definen las tendencias, que saben lo que es cool y lo que es in. Por ejemplo, Procter & Gamble reclutó a miles de adolescentes para que hablaran de sus productos de consumo y Ford prestó el nuevo Focus a diferentes personas para que lo exhibieran y lo recomendaran. A los conectores se recurre cuando se quiere expandir algo de manera rápida. En Estados Unidos un buen ejemplo de conector es la estrella Oprah Winfrey.

Pero el buzz marketing tiene ciertos riesgos, como el que plantea abusar de él hasta el punto de aburrir, como ya ocurre con el pop up y el email, o el que supone la creación de agentes buzz (consumidores pagados por la marca para recomendar su producto), que pueden provocar desconfianza en la sociedad al poder estar presentes en cualquier círculo sin identificarse y sin advertir de que está promocionando un producto.

Te recomendamos

Cannes

Regalos Ecology

Experiencias

Atresmedia

Compartir