Marketing

El lado oscuro de la búsqueda insaciable por información en internet

Tal vez los usuarios no se percaten, pero los estudios de neurología han detectado que el córtex pre frontal del cerebro muestra un aumento en la actividad cuando buscamos en internet, la cual se encuentra en la zona izquierda frontal del cerebro. Esta región se activa cuando el ser humano toma decisiones, como la de leer un texto. Es así como la actividad cerebral va aumentando progresivamente, cuando la persona que se encuentra leyendo en internet busca fotos en otros sitios, solicita información en Wikipedia o busca la opinión del mismo tema en foros. Esta constante búsqueda por más información y entretenimiento inmediato, muestra efectos no tan positivos para el cerebro.

Estos resultados no son los de un estudio actual, sino de varias investigaciones de expertos en neurología, cuya información fue la base para la creación del nuevo libro: “Quien soy cuando estoy en línea… ¿y qué hace mi cerebro mientras tanto?”. El filólogo americano, Nicholas Carr, es conocido por la publicación del ensayo: ¿Será que Google nos está volviendo tontos?”. Carr presenta varios temas interesantes con respecto al uso consecutivo del internet, sobre el cual opina que: “La red no sólo nos ha robado nuestra atención, también la está distrayendo.”

Esta distracción que menciona Carr no sólo afecta nuestra manera de ser y de pensar, sino que también afecta nuestra memoria. Así lo explica Carr diferenciando la memoria del trabajo con la memoria a largo plazo. La memoria de trabajo sólo puede guardar una cierta cantidad de información. Ésta necesita de algún tiempo para procesarla y aprenderla antes de que ésta sea guardada en la memoria a largo plazo. Sin embargo, si las personas sobrecargan constantemente con estímulos externos (como con la búsqueda de información en la red en varios sitios simultáneamente) la memoria de trabajo no conseguirá traspasar datos a la memoria a largo plazo.

Asimismo, Carr presenta la tesis en su libro de que las personas han entrado en la era de los “híper agitados”, es decir personas que constantemente buscan más información por necesidad de entretenimiento y por la satisfacción de saber más. A lo que añade Carr que: “pensar que mientras más clicks se realicen o más páginas se visiten promete un aprendizaje más profundo de las cosas, es erróneo. Todo proceso de aprendizaje necesita su tiempo”. Este polémico libro se publicará en inglés y alemán.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir