Marketing

EL MARKETING DIRECTO, AFECTADO POR LOS FILTROS ANTISPAM

Muchas empresas se encuentran a la hora de realizar sus emailings con un problema extendido: los propios usuarios los descartan como spam, ignorantes de las consecuencias que tiene para el remitente. Para conocer que impulsa a los internautas a pulsar el botón maldito Q Interactive-MarketingSherpa ha realizado un estudio al respecto, del cual eMarketer ha extraído algunos datos.

Ante el pensamiento generalizado de que los usuarios de la red identifican como spam los correos enviados por desconocidos, la encuesta sorprende al revelar que el 56% de los mismos considera spam aquellos que simplemente no tienen contenido de su interés a pesar de conocer al remitente.. Y el 31% designa como tal los correos que aun habiendo sido importantes en algún momento carecen de relevancia actual. La habitual realización de esta práctica tiene consecuencias nefastas para las compañías.

Así que el 48% cataloga como spam en base a razones que nada tienen que ver con haberse suscrito a las listas de correo. La conclusión de este informe la tiene clara Stefan Tornquist, director de investigación de Q Interactive MarketingSherpa, quien declaró a eMarketer: “El estudio muestra que los consumidores no entienden realmente como funciona el sistema de trabajo y los encargados de enviar los mails no entienden como los consumidores definen spam”.

Lo cierto es que más de la mitad de los encuestados pensaba que al colocar el correo en la carpeta de spam, el resto de los provenientes desde esa dirección se catalogaría como tal, mientras que el 21% tenía la creencia de que esta acción sería notificada al remitente de suerte que la próxima vez tuviese la oportunidad de enviar algo más de su interés.

Desde Q Interactive-MarketingSherpa proponen elaborar una nueva terminología para designar la función que se ajuste más fielmente a la intencionalidad de los usuarios, haciendo referencia a no estar suscrito o no desear leerlo.

Te recomendamos

#Highway2Sales

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir