Marketing

EL MARKETING DIRECTO SABRÁ SOBREVIVIR A LA CRISIS

A pesar de la profunda crisis económica que azota a Estados Unidos, habrá quien sobreviva. No todos los sectores se verán afectados por igual. Y el marketing directo sabrá aprovechar esos recortes que las compañías hacen en sus presupuestos publicitarios para buscar su salida.

Aunque calibrando las turbulencias de la situación, la mayoría de los profesionales que sobrevivieron a la recesión del pasado año consideran que lo harán éste. Como apunta eMarketer los estudios no se hacen eco de su optimismo.

Un estudio elaborado por ZentihOptimedia sobre las previsiones de inversión publicitaria total en Estados Unidos, muestra que el crecimiento en 2008 se limitará a un 3,6%. Esta cifra y el informe confeccionado por Zenit durante el segundo trimestre ponen de relieve el desplazamiento que están sufriendo los medios tradicionales como soporte.

El mismo estudio revela que el crecimiento del gasto en internet no será alentador como se pensaba: del 23,4% estimado en marzo al 23%. En la misma situación se encuentran las revistas, cuyo crecimiento se estipuló en un 5% en marzo y hoy por hoy sólo se espera un 3%. La tendencia apunta a que el universo digital acaparará cada vez más el capital destinado a los medios impresos.

Según las propias palabras del informe: “El resquebrajamiento de la economía y la posible recesión aumentarán el gasto publicitario en internet, por su bajo coste, además de tener una diversidad de formatos, permitir llegar a targets muy concretos y poder ser cambiados con facilidad”.

Ron Bess, consejero delegado y presidente de EURO RSCG hizo referencia al lado positivo de la situación: “(La crisis) Incluso puede ser vista como una oportunidad para hacer crecer el negocio, con concienciados esfuerzos de marketing y tomando posiciones para conquistar más cota de mercado”.

En el caso del marketing directo, el director de EuroContactPool (empresa europea de bases de datos b-to-b), Per Löfgren lo tiene claro: “Cuando el mercado nacional esté de capa caída, las compañías de marketing directo deben buscar mercados en los que lo estén haciendo un poco mejor”. Y añadió: “No hace falta tener una empresa grande para llegar al extranjero”.

Para él, conquistar el mercado europeo para las empresas estadounidenses no debería de ser un handicap. Sus servicios dificultarán o no su implantación en el mercado de ultramar, si es online será evidentemente mucho más sencillo que si se necesita mano de obra del lugar en cuestión. Las pequeñas encontrarán la llave contratando compañías pequeñas de bases de datos locales.

Te recomendamos

México

School

Podcast

Podcast

Compartir