Marketing

XXIII edición de la Network Experience Lunch de Probusiness Place

El marketing experiencial, una poderosa vía para conectar con los consumidores a través de creatividad y cercanía

Probusiness Place y la Asociación de Marketing han reunido a directivos de S.T. Dupont, Bonduelle, Mahou San Miguel y La Antigua Churrería para hablar de marketing experiencial en la XXIII edición de su Network Experience Lunch.

marketing experiencial

El Club de Negocios Probusiness Place ha vuelto a organizar un encuentro con los directivos de marketing de empresas influyentes de España. La XXIII edición de esta Network Experience Lunch realizada en colaboración con la Asociación de Marketing, se ha celebrado en el Madrid Revival Café.

Este evento, moderado por la periodista Mabel Calatrava, ha contado con la participación de cuatro ponentes: Alfonso González, Director S.T. Dupont, Jorge Alonso Peña, Marketing Director Ibérica Bonduelle Ibérica, Juan Miguel López, Jefe Formación Clientes Mahou San Miguel, y Julio Quiroga CEO de La Antigua Churrería.

El eje sobre el que ha girado el encuentro ha sido el marketing experiencial. Alfonso González ha arrancado la jornada revelando cómo en S.T. Dupont aprovechan la experiencia del cliente para mejorar su producto.

"Para mí el marketing experiencial es poner en el centro al consumidor y hacerle vivir a través de los cinco sentidos la experiencia y los valores de la marca", ha señalado Jorge Alonso Peña. En Bonduelle, que acaba de lanzar una marca de congelados, organizaron la experiencia para sus clientes "Expedición al centro del congelado", en la que recrearon toda una historia dentro del universo de los congelados.

Para Mahou San Miguel, el marketing experiencial es lograr conectar con ese "sentimiento y la pasión que todos tenemos", de tal manera que los clientes sepan que la marca está cerca de ellos. En este sentido, Mahou cuenta con espacios en los que ofrecen experiencias de valor al cliente a través de la cerveza.

Julio Quiroga, CEO de La Antigua Churrería, ha comparado el marketing experiencial con una muñeca matrioska: "Todo tiene que ir en el mismo sentido", ha explicado, refiriéndose tanto al local y su decoración como al servicio, al producto y a su packaging.

"¿Por qué tiene esa importancia la experiencia? Si no emocionas, ¿ya no vendes?", ha preguntado a los ponentes Mabel Calatrava. "Poner al cliente como centro nos lleva a realizar este tipo de acciones", ha dicho Alfonso González. "Las grandes campañas ya no llegan igual al cliente, no emocionan de la misma forma que antes", ha advertido.

"Hay que establecer esa parte emocional cliente-empresa, que además tenga sentido con los valores de la empresa y que sea algo memorable", ha dicho Jorge Alonso Peña. Este tipo de acciones se realizan, según el profesional, porque "las decisiones generalmente no se toman de manera racional". "Si solo eligiéramos por el precio, solo habría marcas blancas", ha enfatizado.

En un mundo complejo en el que todo es tensión, esa cercanía con los clientes es clave."A veces toca "aflojar", somos todos personas", ha recordado, al mismo tiempo que ha revelado que en Mahou organizan catas con los consumidores reales con el fin de, a través de su feedback, crear sus cervezas.

En este punto, Julio Quiroga se ha detenido en la necesidad de encontrar el equilibrio entre ofrecer experiencia a los clientes y ser prácticos, en función de sus necesidades en ese momento.

"¿Hay que darle más poder al consumidor y dejar que escoja?", ha continuado Mabel Calatrava. Un rotundo "sí" ha sido la respuesta de Juan Miguel López: "El es el que paga, el que quiere darte indicaciones y el que quiere que te comuniques con él".

Alfonso González ha coincidido con Juan Miguel López y ha puesto el foco en el gran nivel de personalización de producto que es posible en la actualidad y que cada vez demanda más el consumidor.

"Si no conociéramos al consumidor, difícilmente podríamos darle lo que quiere", ha puntualizado Jorge Alonso Peña.

Para Julio Quiroga es fundamental escuchar al cliente y, a partir de ahí, tomar las decisiones.

¿Y qué ocurre en el caso de las pymes? El marketing experiencial, según Alfonso González, ha abierto la competencia. "Antes no podías competir con las grandes, pero el marketing experiencial es un marketing de guerrilla que necesita de imaginación y una buena estrategia", ha asegurado. "Es una herramienta ideal para pequeñas empresas".

Para Jorge Alonso Peña, se trata de una poderosa vía para hacer memorable tu marca a través del ingenio.

"Es una gran oportunidad de llegar al consumidor de manera muy directa y que permite a las marcas escribir su propio libro", ha querido señalar Juan Miguel López. "Habéis sido los artistas de vuestros negocios, ahora podéis ser los artistas de vuestra propia difusión", ha finalizado.

Te recomendamos

FOA 2020

DMEXCO

Hootsuite

Outbrain

Xandr

Compartir