Marketing

El marketing se ha olvidado de lo más importante: generar influencia

Marketing chart with red markerEl mundo del marketing y la publicidad se encuentra en una continua evolución donde no cesan de aparecer nuevos términos relacionados con el sector para definir las tendencias que se encuentran de moda en el mismo.

El uso de estos nuevos conceptos hace que sean muchos los que se sientan como auténticos expertos de este mundo pero nos estamos olvidando de lo más importante.

El papel que desempeñamos en el mundo del marketing no se centra sólo en la creación de conciencia, contar historias o el uso de los datos, sino que estamos aquí para generar relevancia. Esto no quiere decir que nos olvidemos del resto de actividades, sino que el objetivo final de nuestro trabajo debe ir más allá de la creación de anuncios o conseguir impresiones. Estamos aquí para crear influencia a nivel global.

Este es uno de los principales obstáculos a los que se enfrenta el sector tal y como señala Amir Kassaei, director creativo de DDB Worldwide: el problema a la hora de generar influencia.

Mucho se habla y se ha hablado de qué es lo que realmente importa a una marca y es precisamente esa influencia el factor más importante. Sólo las marcas que son influyentes pueden considerarse relevantes. Esto se debe a que sólo las marcas influyentes son las que tienen la capacidad de influir en las sociedades y cambiar la forma de vivir y comportarse.

La influencia es un concepto muy importante en el sector puesto que es lo que moldea las sociedades y agrega valor a las vidas de las personas. Esto se consigue a través de las ideas, que son las que logran generar esos impactos a través de la búsqueda de un concepto vital: la verdad relevante, es decir, conseguir comunicarnos mediante nuevas formas basadas en el respeto y la comprensión de la gente.

Debemos tener claro que se necesita tiempo para lograr construir la confianza necesaria para que una marca llegue a ser influyente y hay que tener en cuenta que la gente nunca olvida cómo les hemos hecho sentir más allá de lo que digamos o hagamos. ¿El premio? La conexión emocional con el consumidor y el cliente, que es el mayor logro que puede conseguir una marca.

Hemos dejado atrás la edad de la conciencia puesto que nos encontramos en un punto en el que los consumidores disponen de tal cantidad de información que el marketing ha perdido gran parte de su función como elemento para que los consumidores tomen conciencia sobre nuestros productos o servicios.

Es necesario dejar de pensar en lo social como un medio, ya que es la tecnología la que realmente nos ayuda a conseguir que nuestro trabajo sea más inteligente y ofrezcamos algo significativo y útil para la gente.

Te recomendamos

Enamorando

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir